0

El vetusto Municipal de Sant Antoni abrió el telón ayer a la Tercera división con una interesante victoria por 2-0 del nuevo Atlètic Ciutadella del preparador asturiano Roberto Aguirre frente a un CD Soledad que llegaba después de haber derrotado por 3-0 al Eivissa B en la primera jornada.

El partido tuvo dos partes claramente diferenciadas y después de 45 minutos de dudas e imprecisiones por ambos lados, los dos goles marcados en la reanudación por el goleador local Trujillo supusieron el primer triunfo de la era Aguirre.

El encuentro empezó con los locales con muchas ganas de agradar a su afición, aunque fue el Soledad quien se acercó primero a portería con un cabezazo al palo de David después de un centro de Ernesto. Tras el descanso los locales se adueñaron del partido y contaron con el gran momento de forma de Trujillo.