0

El Mallorca B sufrió más de lo previsto para derrotar a un voluntarioso Serverense, que, arropado por su público, plantó cara al equipo bermellón. Con esta victoria, el Mallorca amenaza la segunda plaza de la Peña Deportiva Santa Eulàlia, que el sábado perdió en Maó por 2-0.

Durante el partido el Mallorca demostró su mejor técnica, lo que el Serverense contrarrestó con garra y fuerza. El solitario gol de Oller a los 25 minutos de partido no amilanó al Serverense, que buscó con ahinco la igualada antes de llegar al descanso.

En la reanudación, el Mallorca B siguió teniendo el control del juego pero el empuje del Serverense hizo que todos soñasen con el empate. El árbitro no señaló un posible penalti que le habría dado la igualada.