0

El Atlètic Ciutadella tenía ayer en el Municipal y frente al Margaritense uno de esos partidos trampa en los que se sale como claro favorito, dada la teórica superioridad, pero que le cuesta a uno ganar ya que los rivales se encierran atrás y esperan una contra para sorprender.

Con las novedades en el once titular de Juanlu y Paulo por el sancionado Lucas, y el lesionado Marcos, el equipo de Rafa Torres salvó unpunto al empatar 2-2 «in extremis» pasado el tiempo reglamentario.

La primera mitad fue muy igulada con dominio de los menorquines aunque al final de la misma se llegó con empate a cero en el marcador.
En la reanudación el Atlètic logró adelantarse, pero el Margaritense aprovechó dos errores locales para dar la vuelta al marcador. Cuando todo parecía perdido para el Ciutadella, Juanlu logró un punto que al final fue bueno.