Baloncesto LEB

La llegada de Stuckey abre nuevas perspectivas

Drac Inca mejora de forma notable su armamento con la incorporación de uno de los mejores extranjeros que han desfilado por la competición

|

Valorar:

Después de dar muchas vueltas, el Drac Inca ha acabado en el mismo sitio. De hecho, la renovación de Kelby Stuckey obedece, entre otras cosas, a las escasas opciones convincentes que ha encontrado en el mercado la dirección técnica del club. No obstante, esta maniobra es vista por toda la Liga como un salto de calidad significativo. Con la ampliación de contrato de Stuckey, Oliete tendrá en su nómina a uno de los mejores extranjeros que han desfilado por la LEB durante los últimos años. El estadounidense no es jugador con grandes fundamentos, ni su baloncesto es un tributo a la estética, pero si es un tipo pragmático a más no poder y eso se proyecta sobre la cancha.

Su largo recorrido profesional deja una cosa clara: sus prestaciones nunca bajan. Stuckey ha jugado en ligas tan distintas como la japonesa, belga o argentina, pero sus números siempre han sido excelentes. Anota y rebotea, rebotea y anota. Apenas hace ruido, pero cuando el partido ha acabado su hoja de servicios siempre reclama la atención. Defensivamente, Stuckey también es un jugador interesante. No cabe duda que su llegada abre nuevas perspectivas para el Inca.

Quizás falten algunos centímetros, pero el juego interior mallorquín tiene muchos más argumentos. Kelby Stuckey, Miguel Alberto Montañana, Alberto Alzamora y el propio Larry Richardson parecen garantizar consistencia y capacidad de amenaza. En el caso de Richardson, casi todo está por ver, pero en las primeras sesiones de trabajo ha evidenciado que tiene recursos dentro de la pintura, especialmente en ataque. A Richardson le faltaba a su lado un cinco nato, un jugador que le habilitara espacios. Ya ha llegado.

En plena cuenta atrás "el equipo viaja el lunes a Alicante para disputar sus primeros encuentros de preparación", a Oliete sólo le falta un jugador exterior. De momento no ha trascendido nombre alguno, aunque el club ha recibido muchos ofrecimientos de jugadores comunitarios. El presidente Sebatià Penya aseguró a esta redacció que la economía de la entidad «no permite una gran inversión, pero vamos a estudiar todas las posibilidades e intentar firmar a un jugador que ofrezca garantías. Lo que no haremos será fichar por fichar».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.