Aficionados franceses, tras la derrota en la final de la Eurocopa. | JEREMY LEMPIN

1

La Policía francesa detuvo este domingo a medio centenar de personas en París durante la final de la Eurocopa disputada por Francia y Portugal, principalmente en los alrededores de la zona de fans instalada en la Torre Eiffel, indicaron fuentes policiales.

La prensa local precisó que los altercados comenzaron después de que los agentes impidieran el paso a esa «fan zone» antes de las 19.00 (17.00 GMT) al haberse completado el aforo, con capacidad para más de 90.000 personas.

Algunos aficionados intentaron entrar por la fuerza y la frustración llevó a otros a quemar basuras y lanzar objetos contra las fuerzas de seguridad, que se sirvieron de gases lacrimógenos y cañones de agua para controlar la situación.

Los medios añadieron que otros pagaron su descontento contra vehículos y que el conductor de uno de ellos, asustado, atropelló al intentar escapar a dos personas, de las cuales una tuvo que ser hospitalizada.

A los comerciantes se les había recomendado proteger sus escaparates a partir de las 21.00 (19.00 GMT), pero según la Prefectura de Policía parisina, un par de establecimientos fueron degradados.

La Prefectura informó antes del encuentro de que un total de 6.800 policías y gendarmes iban a velar por la seguridad en la final, entre los que custodiarán el estadio, las zonas para los hinchas y los Campos Elíseos tras el partido, en el que los portugueses ganaron por 1-0.

La Torre Eiffel, cerrada

Ante esta situación, los responsables de la Torre Eiffel decidieron no abrir al público este lunes el monumento.

Una portavoz de la empresa que lo gestiona indicó que el cierre tiene lugar mientras se reorganiza el dispositivo de seguridad y de acogida a los visitantes, dado que de momento la situación actual «no permite abrir en condiciones normales».