El ya exseleccionador de España, Luis Enrique Martínez, abatido durante el partido ante Marruecos. | JUANJO MARTIN

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha decidido poner fin a la etapa de Luis Enrique Martínez, cuyo contrato expiraba a la conclusión del Mundial 2022, y ha decidido «arrancar un nuevo proyecto» en la selección española sin el técnico asturiano con «el objetivo de continuar con el crecimiento alcanzado en los últimos años». La eliminación en octavos de final ante Marruecos y en la tanda de penaltis abrió el debate sobre la continuidad del preparador asturiano y la propia RFEF lo ha zanjado de inmediato, anunciando minutos después a Luis de la Fuente como sustituto de Luis Enrique, una decisión que deberá ser ratificada por la junta directiva de la Federación el próximo lunes.

Con Luis Enrique dejará también el cuerpo técnico de la selección española el mallorquín Rafel Pol, hasta ahora preparador físico del equipo nacional y persona de máxima confianza del técnico asturiano, que abandona su cargo tras alcanzar las semifinales de la pasada Eurocopa y la final de la Nations League.

La dirección deportiva de la RFEF ha trasladado al presidente un informe en el que se determina que debe arrancar un nuevo proyecto para la Selección Española de Futbol, con el objetivo de continuar con el crecimiento alcanzado en los últimos años gracias al trabajo realizado por Luis Enrique y sus colaboradores. Tanto el presidente, Luis Rubiales, como el director deportivo, José Francisco Molina, han transmitido al técnico la decisión adoptada.

El entrenador asturiano consiguió dar un nuevo impulso al combinado nacional desde su llegada, en 2018, a través de una profunda renovación que ha consolidado un relevo generacional en el equipo y en el fútbol español.

Luis Enrique consiguió la clasificación para dos Final Four de la UEFA Nations League, de las tres que disputó como técnico; y alcanzó las semifinales de la Euro 2020 con un sello propio y a través de un estilo definido. Apostó por el talento joven y ha sembrado de esperanza el futuro de la selección española.

Luis Enrique Martínez cerró su etapa de seleccionador español «agradecido» a la Real Federación Española de Fútbol, a su presidente, Luis Rubiales, a su director deportivo, José Francisco Molina, así como a los futbolistas, personal federativo y afición, y pidió «apoyo» a Luis de la Fuente, su sustituto, para que «consiga todo lo que se proponga».

«Todo empezó hace ya cuatro años y qué rápido ha pasado el tiempo. Solo puedo estar súper agradecido a quienes me ficharon dos veces (presidente Rubiales y director deportivo Molina)», es el comienzo de una carta en la que desea lo mejor a su sucesor en el cargo. «Toca despedirse y en estos casos solo una pequeña reflexión... lo que necesita la selección es APOYO en todo su significado para que Luis de la Fuente consiga todo lo que se proponga», añadió pidiendo el apoyo en torno a la figura del seleccionador que él no ha tenido.