Jugadores de España forman este martes, en un partido de los octavos de final del Mundial de Fútbol Qatar 2022 entre Marruecos y España en el estadio Ciudad de la Educación en Rayán (Catar). | JUANJO MARTIN

En los penaltis, con los lanzamientos fallidos de Pablo Sarabia, Sergio Busquets y Carlos Soler, la selección española se despidió del Mundial 2022:

- ASÍ JUGÓ ESPAÑA:

UNAI SIMON (6): En el foco por el riesgo de su salida de balón, desde la derrota 2-1 contra Japón, aún creó algo de inquietud en determinadas acciones en esa destreza. Con las manos, en cambio, demostró seguridad. Fue firme por alto. También cuando Mazraoui le exigió una intervención en un tiro lejano. Salvó la derrota en la prórroga, en un duelo individual uno para uno que ganó a Cheddira.

MARCOS LLORENTE (6): Sin minutos en toda la primera fase, fue la novedad del once de Luis Enrique, de principio a fin igual que al del 7-0 a Costa Rica, salvo en su posición, entre el golpe que sufre Azpilicueta y la suplencia de Dani Carvajal. De nuevo transformado en lateral derecho, sufrió al principio en defensa, frente al desbordante Boufal. Y no fue una solución en ataque. Creció con el paso de los minutos. De menos a más. No es su puesto.

RODRI (7): Su consolidación como central ya es evidente. Todos los partidos del Mundial los ha jugado ahí. Se adapta a la perfección a ese puesto en un plan de juego como el de Luis Enrique. Maneja todos los mecanismos. Su dominio de los espacios lo facilita todo. Solvente.

LAPORTE (7): Con descanso ante Japón, volvió al once. Bien en las coberturas a sus lados, bien por alto, bien cuando rebuscó el pase a la espalda de la defensa contraria. Recibió tarjeta amarilla en el minuto 76. Frustró la mejor oportunidad de Marruecos, ya en la prórroga, a toda velocidad.

JORDI ALBA (6): "El mejor lateral del mundo en el último tercio del campo", según Luis Enrique, retomó la titularidad. Zarandeado por Ziyech en la primera pugna, lo controló casi todo el encuentro hasta que sintió el cansancio, el tremendo esfuerzo. No se prodigó hacia arriba como suele, con el consiguiente déficit ofensivo español. Terminó exhausto, cambiado por Abde en el minuto 97, ya en la prórroga.

PEDRI (6): Apagado contra Alemania y Japón, tampoco disfrutó con su mejor fútbol contra Marruecos. Aprisionado por su adversario al principio, recibió demasiado lejos de donde más hace daño. Su esfuerzo fue encomiable una vez más. No fue tan definitivo como suele serlo, aunque, cuando entró en contacto con el balón, tiene una visión incontestable.

SERGIO BUSQUETS (6): En el día que se convirtió en uno de los tres jugadores con más partidos en un Mundial con la selección española, con 17, a la altura de Sergio Ramos e Iker Casillas, manejó el medio campo, controló los contragolpes rivales por su zona y se impuso en esa demarcación. Falló su penalti.

GAVI (5): Frustrado ante Alemania, por la intensa presión, y de más a menos contra Japón, Gavi es un futbolista esencial en el esquema de España. Competitivo, peleón, no dio un balón por perdido. Pero no disfrutó del balón, donde es definitivo. En un panorama tan compacto de su adversario, le faltaron huecos para jugar y para recibir en la zona donde hace más daño. Un tiro suyo fue la mejor ocasion, pero la repelió Bono al larguero. Fue cambiado en el minuto 63 por Carlos Soler.

FERRAN TORRES (5): En una situación compleja, por la forma de defender de su rival, tan replegado, el extremo apenas desbordó una vez por la banda derecha. No era nada sencillo. También falló una ocasión clarísima en el primer tiempo, aunque el árbitro rebajó su error con la señalización de su fuera de juego. En el minuto 75 fue reemplazado por Nico Williams.

MARCO ASENSIO (6): Otra vez, por tercera vez en cuatro partidos en este Mundial, fue el elegido para el ataque en lugar de Morata. Ni los tres tantos del ariete alteran su titularidad. Siempre en actividad, con ofrecimiento de desmarques, vivió entre las líneas contrarias. Su mejor remate -el único- lo estrelló al lateral de la red. En el minuto 63 dejó su sitio a Morata.

DANI OLMO (6): Lo necesita España, por su desborde, por su determinación y por todos los recursos ofensivos que ofrece al juego de su equipo. Tampoco logró la profundidad ni la generación de jugadas de ataque de otros partidos. Marruecos lo controló bien, pero provocó faltas y opciones para su selección cuando su oponente notó el cansancio. Una falta al área sin rematador a punto estuvo de ser gol en el tiempo reglamentario. Fue sustituido en el minuto 7 del primer tiempo de la prórroga por Ansu Fati.

------------------------------

MORATA (6): Después de un gol en cada uno de los tres partidos hasta ahora de su primer Mundial, tampoco partió desde el once. En el minuto 63. Luis Enrique recurrió al delantero, a su '9', que se desmarcó como siempre. Sólo dispuso de una ocasión, con un tiro sin angulo que no remató nadie en el minuto 81. Después, ya en los instantes finales, malgastó un contragolpe.

CARLOS SOLER (5): En el minuto 63 entró por Gavi para formar en el centro del campo con la misión de conectar con los atacantes. Falló su penalti.

NICO WILLIAMS (7): Su entrada fue desborde para España. En el minuto 75, por Ferran Torres, surgió en el partido. A la primera se marchó de Mazraoui, a la segunda conectó con Morata. Después, rebajó su presencia, aunque aún provocó otra ocasión final. Fue cambiado en el 118 para los penaltis.

ANSU FATI (5): Suplió a Dani Olmo en el minuto 97, ya en la prórroga. Abrió el cmapo por la banda izquierda. Impreciso.

ABDE (5): En el minuto 97, entró al lateral izquierdo por el cansado Jordi Alba.

SARABIA (5): Entró en el 118 para los penaltis, pero aún tuvo la ocasión del triunfo. Su remate, sin ángulo, salió fuera. Falló su pena máxima, la primera de la tanda. Al poste.