0

Augusto Fernández ha vivido un gran fin de semana en el circuito de Assen. El mallorquín ha conquistado el Gran Premio de los Países Bajos y se ha colocado como líder del Mundial de Moto2, pero su celebración pudo provocar en tragedia cuando su motocicleta patinó en el parque cerrado y estuvo a punto de llevarse por delante a uno de los mecánicos que le esperaba para celebrar el triunfo.

Noticias relacionadas

Augusto Fernández ha demostrado un gran dominio de la categoría intermedia durante los tres días en tierras neerlandesas y su único fallo se ha producido tras dar la vuelta de honor como ganador de la carrera. El mallorquín ha entrado en el parque cerrado celebrando el triunfo como merecía la ocasión, pero su último acelerón para situarse junto a las motocicletas de los otros dos primeros clasificados ha desembocado en un gran susto. La rueda trasera de su moto ha patinado y en los escasos metros que ha recorrido sobre el asfalto ha acabado con uno de sus mecánicos por los suelos.

Todo ha quedado en un susto porque los propios miembros del equipo en seguida se han fundido en un abrazo con Augusto Fernández para festejar tanto el triunfo como la gran regularidad que está exhibiendo en el tramo más reciente de la competición. El mallorquín ha convertido el podio en su hábitat natural y se ha erigido en uno de los grandes favoritos a alzarse con la victoria en Moto2. Comparte la primera plaza con Celestino Vietti, pero su confianza sigue creciendo a medida que avanza el Mundial y ya ha acumulado la experiencia necesaria para darle la máxima credibilidad a sus aspiraciones.