Pep Cifre, en el 'paddock' del Circuit de Catalunya.

0

La Fórmula Uno aterrizaba este fin de semana en el Circuit de Catalunya y, en las entrañas de Montmeló, un mallorquín ha tenido una labor notable dentro del engranaje de uno de los grandes eventos de motor de nuestro país: el Gran Premio de España. Tras tres años fuera del evento, al desempeñar las funciones de delegado de seguridad y observador en el Campeonato de España de Rallys Todo Terreno (CERTT), el 'pollencí' Pep Cifre ha regresado a la categoría reina. Y con una misión especial.

Cifre, responsable de la Escudería Costa Nord y director deportivo de la Federación Balear de Automovilismo, había compartido cartel como comisario en la carrera española de la Fórmula Uno con Pep Bauzá, pero en la edición de 2022, Pep Cifre es el único balear en liza, desempeñando las funciones de comisario técnico del coche del holandés Max Verstappen (Red Bull), un cometido que le ha permitido vivir, de nuevo y tras unos años alejado del 'paddock' por la pandemia y sus compromisos con campeonatos estatales, una experiencia única.