Juan Sebastián Pons, en plena ascensión. | VICENTE PICORNELL / T. MAS

1

El inicio de la temporada automovilística 2022 en Mallorca dejó una Pujada a Formentor que ofreció de nuevo espectaculares estampas en el original recorrido, aunque la prueba no pudo concluir al ser suspendida tras el accidente acaecido cuando uno de los Car Cross participantes se salió en uno de los giros y arrolló a un espectador que estaba en una zona prohibida al público. De inmediato fue atendido por los servicios médicos de la carrera, siéndole amputado un pie, tal y como informaron fuentes sanitarias y de las fuerzas de seguridad. Tras ese percance, la organización, a cargo de la Escudería Costa Nord, junto con la Federación Balear de Automovilismo, optaron por dar por finalizada la competición, estudiándose las circunstancias del percance y la posible ubicación irregular del seguidor afectado.

Eso sí, se pudo cerrar una clasificación de carrera y un reparto proporcional de los puntos en juego para el Campeonato de Baleares en función de los disputado de esta Pujada a Formentor. En la general del Montaña, la victoria fue para Juan Sebastián Pons (Norma M20F-Mallorca Competició), por delante de Miquel Àngel Campins (Silver Car S3-Mallorca Competició) y Pedro Crespí (Silver Car S3-Mallorca Competició), quienes ocuparon las tres primeras posiciones tras lo que se pudo celebrar de la subida, ya que no pudo ver acabada su primera manga de carrera a falta de cinco vehículos por tomar la salida.

Tomás y Marina Mulet, tomando una de las curvas. Foto: V. PICORNELL / T. MAS

Por lo que respecta al Tramo Cronometrado, Tomás y Marina Mulet (Citroen Saxo VTS-Mallorca Competició) firmaron una ajustada victoria respecto a Nadal Galiana y Lorenzo Ferragut (Ford Escort WRC-Mallorca Competició). Ya en Regularidad Sport, Juan A. Torrens y Cristóbal Criado (Renault e GT-Costa Nord) superaron a Guillem y Alejandra Bibiloni (BMW 323-PASQ). Pedro Valls (Volkswagen Corrado-Mitja Illa) fue el vencedor de la Pujada a Formentor en Regularidad Súper Sport.