Miquel Àngel Campins, en un tramo de la ascensión. | Arnau Bisquerra

0

La primera edición de la nueva etapa de la Pujada Puigpunyent-Galilea, organizada por la Peña Automovilística Slick Quemado, decidió los títulos territoriales de Montaña y Tramo Cronometrado en la prueba que cerraba el calendario 2021 en estas especialidades. Con mucho público en las cunetas y una tregua por parte de la complicada meteorología, la prueba se dividió en dos mangas de entrenamientos y tres de carrera que resultaron todo un espectáculo de las cuatro ruedas que permitió recuperar un trazado carismático en Mallorca.

Pedro Mayol, en plena ascensión. Foto: Arnau Bisquerra

Por lo que respecta a la general de Montaña, Miquel Àngel Campins (Silver Car S3-Mallorca Competició) y Pedro Mayol (Silver Car S3-PASQ) dirimían el pulso decisivo por la corona balear, con ventaja para el primero, aunque tuvo un serio susto en la primera subida de entrenamientos, cuando su monoplaza se paraba por problemas mecánicos que pudo solventar. Ya en las mangas de carrera, Marc Salamanca (Speed Car XTR-Mallorca Competició) era el protagonista de la primera, aunque Mayol tiró de galones para marcar el mejor crono en las siguientes, con Toni Pons (Silver Car S3-Mallorca Competició) a su estela. En este orden formaron el podio, con victoria para Pedro Mayol (5:00.131), un resultado que no fue suficiente para sus intereses, pues la cuarta plaza de Miquel Àngel Campins le permitía amarrar el título de Montaña de 2021. Gregorio Morcillo (Seat 1430-PASQ) era el mejor turismo de la general.

Nadal Galiana y Lorenzo Ferragut toman una curva. Foto: Arnau Bisquerra

En el Tramo Cronomtrado, Nadal Galiana y Lorenzo Ferragut (Ford Escort WR-Mallorca Competició) se vieron sorprendidos en los entrenamientos, pero en carrera no dieron opción, anotándose dos 'scratch', con el tercero en manos de Tomeu Rosselló y Marga Terrasa (Ford Sierra-Mallorca Competició). Estos dos equipos dieron forma al podio final de la Puigpunyent-Galilea, con Javier Matías y Dani Villodres (Ford Escort-Mallorca Competició) terceros a la postre. La general del territorial dejaba a Galiana y Ferragut en lo más alto del Campeonato de Balears a su cierre.

Marc Salamanca, en acción. Foto: Arnau Bisquerra

Una baja inscripción descafeinó la competición en Regularidad Sport, donde se centró la emoción en el mano a mano entre Joan Verger y Toni Barceló (BMW 2002 TI-Es Taller Clàssic) y Pedro Valls y Juana M. Font (VW Corrado-Mitja Illa), que ocuparon por este orden las plazas del cajón. La Regularidad Súper Sport vio vencer a Francesc Mayol (MG Midget-Es Taller Clàssic), mientras que en Drifting se contó con cuatro pilotos en liza, con David Aguilar (BMW 328-PASQ) yendo de menos a más para acabar imponiéndose a sus compañeros de escudería Adrián Carbonell y Mathias Alejo.