El piloto palmesano de Moto2 Luis Salom. | Friedemann Kirn

1

El piloto español de Moto2 Luis Salom ha señalado que esta temporada será aún «más ajustada» debido a la gran presencia de motos Kalex, destacando que sus competidores para luchar por las victorias serán Esteve Rabat, Thomas Luthi, Johann Zarco o Dominique Aegerter, o un Alex Rins, que pese a ser su compañero en el Páginas Amarillas HP 40, le mirará como «un rival más».

«Será una categoría más ajustada seguro, porque hay muchas más Kalex, tres Speed Up y sólo una Suter, con lo que es casi como una copa de promoción. Con lo único que puedes jugar es con las suspensiones, porque el motor no lo puedes tocar», señaló Salom en una entrevista facilitada por su equipo.

Por ello, el palmesano recordó igualmente que «casi todo el mundo tiene la misma moto con la misma gasolina, la misma electrónica y los mismos neumáticos». «Es una categoría muy ajustada y con tantas Kalex aún lo será más, seguro», recalcó el piloto mallorquín.

«Habrá bastantes rivales. En cada carrera cambiarán, como ha pasado siempre en Moto2. Creo que estará 'Tito' (Rabat), estará Thomas Luthi, Johann Zarco, Dominique Aegerter...», enunció el piloto con respecto a la nómina de favoritos.

Además, Salom señaló que su relación con su nuevo compañero de equipo, Alex Rins, es buena, al «igual que con todos» los que ha tenido. «Es un rival más. Al fin y al cabo en cada categoría hay 30 rivales y tanto tu compañero de equipo como los 29 restantes son contrincantes», expuso el balear.

«El objetivo es intentar estar delante, pero siempre con ritmo. Lo que marca la diferencia en esta categoría es el ritmo en carrera. Por muy buena vuelta que tengas, si luego en la carrera no tienes ritmo, no sirve para nada», aseguró Salom con respecto a su objetivo en la temporada.

Para el inicio de temporada en Catar, el piloto mallorquín confesó que para sentirse cómodo necesita «una carrera» porque entonces cambiará «todo». «Mi objetivo esta temporada es estar en cada carrera delante, luchando por las posiciones de cabeza. Eso ayudará de cara al final de temporada para intentar estar allí para luchar», se sinceró.

Salom decidió realizar un cambio en la preparación este invierno, cambiando Palma por Cartagena «por la temperatura y la disponibilidad del circuito», algo que le ha ayudado «bastante». «He podido rodar cada día en moto, tanto con la Supermotard, como con la Honda pequeña y también con la CBR. Desde el 1 de febrero ya empecé a hacerlo con la Moto2 y esto es muy positivo para mí porque te ayuda a tener más confianza en la moto y más ritmo», agregó al respecto.

Después, tuvo tres días de entrenamiento en Valencia y otros tres en Jerez, que valora de manera positiva. «Han ido bastante bien. En Valencia sólo pudimos rodar un día, pero en Jerez sí que pudimos completar los tres días de entrenamientos y la verdad es que fueron bastante positivos. El segundo día conseguimos tener muy buen ritmo y hacer un buen tiempo», celebró.

«Lo más importante era precisamente el ritmo de cara a una carrera y no sólo hacer una vuelta rápida. El último día tuvimos algún que otro problema técnico, pero me encontré muy a gusto encima de la moto y eso es lo importante. Estamos contentos. El trabajo ha sido muy positivo, pero aún queda tiempo para Catar. Primero tenemos tres días más en Jerez y habrá que aprovecharlos al máximo», manifestó Salom.

Feliz con las nuevas suspensiones

En estos entrenamientos, el mallorquín pudo rodar con su nueva Kalex 2015 que «ha cambiado en algún aspecto», aunque «tampoco mucho». «A mí me ha gustado bastante. Las diferencias son mínimas, pero lo que más hemos notado ha sido el cambio de suspensiones, este año iremos con 'WP'», analizó.

«Es demasiado pronto para decirlo, pero hemos dado un paso adelante con estas suspensiones. Al menos a mí me han ayudado a dar ese paso y a conseguir unas sensaciones más positivas que el año pasado», reveló el balear cuestionado por esta variación en las suspensiones.

Finalmente, Salom realizó una valoración de su primera temporada en Moto2 en la que hubo «un poco de todo». «A mitad de temporada tuve muchas caídas que no me ayudaron a continuar progresando en la categoría, sino a dar pasos hacia atrás. La primera parte de la temporada no fue mal, conseguimos dos podios y pudimos estar delante varias veces», remarcó.

«La última parte del año no fue muy buena, pero al final, en la última carrera en Valencia, conseguí estar delante con un cuarto puesto y la tercera vuelta rápida en carrera. Eso me permitió dar un paso hacia adelante y encarar con más ganas esta temporada», sentenció.