2

La escudería Ferrari ha sido multada con 15.000 euros después de que la FIA abriera una investigación al equipo tras la conclusión del Gran Premio de Hungría, en la que alegaban que el coche de Fernando Alonso había utilizado el DRS de forma indebida.

Tras la carrera, los comisarios comprobaron que el coche del español abrió el DRS hasta en tres ocasiones sin que el monoplaza de delante estuviera a menos de un segundo, margen de tiempo con el que la Federación Internacional del Automóvil permite utilizar este dispositivo para facilitar los adelantamientos.

En la declaración ante los comisarios de la FIA, Ferrari alegó que, por un error, el equipo no había cambiado el Software del monoplaza que pusieron para la sesión de clasificación del sábado, permitiendo así que el DRS se abriera a más de un segundo de diferencia con el coche de delante.

Finalmente, el organismo regulador del Mundial, decidió imponer una simple sanción económica al equipo, con lo que el asturiano Fernando Alonso evitó ser sancionado con puntos vitales para el Mundial.