El tirador gallego Juan Antonio Saavedra celebra su la obtención de su medalla. | CPE/Paulino Oribe

0

El gallego Juan Antonio Saavedra fue el encargado de cerrar este domingo el medallero español en los Juegos Paralímpicos de Tokio con la conquista de la trigesimosexta medalla al ganar el bronce en la modalidad de carabina tendido 50 metros.

El pontevedrés, de 47 años, se colgó con brillantez su segundo metal paralímpico nueve años después de haberlo logrado en Londres, en la misma prueba, y en sus quintos Juegos Paralímpicos, a los que llegaba avisando de que era candidato serio al podio.

Y Saavedra ya demostró que llegaba bien cuando se quedó a un suspiro de entrar en la pelea final por las medallas en la carabina tumbado de 10 metros, donde terminó cuarto. En esta ocasión, afinó bien su puntería y nadie le pudo quitar su valioso premio.

Ganador este año en la Copa del Mundo, el español era uno de los candidatos de una competición mixta, pero antes tenía que pasar la criba y clasificarse entre los ocho que disputan la final de los 48 que la inician. Saavedra no falló y se metió con la tercera mejor puntuación (620.6).

Luego, al tirador gallego le tocaba ir superando rondas hasta quedarse con los tres mejores. En la séptima, sumó un total de 205.5, por los 205.0 del francés Cedric Fevre y se aseguró un puesto en el podio, finalmente el tercero porque en la siguiente tanda sus 226.3 no fueron suficientes contra los 227.8 de la eslovaca Veronika Vadovicova, que se llevaría el oro, y los 227.3 de la sueca Anna Norman.