El español Pablo Carreño, tras ganar al serbio Novak Djokovic y lograr la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. | Reuters

0

El tenista español Pablo Carreño confesó estar «en una nube» tras lograr la medalla de bronce contra el serbio Novak Djokovic, cabeza de serie número uno, en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, y destacó que viajó a Japón a por un metal y que lo ha conseguido después de ganar al a los números uno y dos del mundo.

«Estoy en una nube. Cuando perdí el segundo pensé que esto ya estaba muerto. Ganar al número uno es muy duro, pero después de perder el segundo set pensaba que no podía más. Pero he podido. Esto es increíble. Venía a por una medalla y ha costado, pero la he conseguido. He ganado al número dos y al número uno y me llevo el bronce», manifestó en declaraciones facilitadas por el COE.

El bronce de Pablo Carreño es la quinta medalla de la delegación española en Tokyo 2020, después del oro del equipo mixto de foso olímpico integrado por Alberto Fernández y Fátima Gálvez, las platas de la taekwondista Adriana Cerezo y la kayakista Maialen Chourraut, y el bronce del 'biker' David Valero.

Carreño sumó además la decimotercera medalla para el tenis español en los Juegos Olímpicos, en los que la 'Armada' ha conseguido 2 oros, los de Rafa Nadal en Beijing 2008 y el de Nadal y Marc López en dobles en Río de Janeiro 2016, 7 platas y cuatro bronces, con el del tenista asturiano en Tokyo 2020.