Alberto Fernández, durante su participación en Tokio 2020. | Reuters

0

El tirador español Alberto Fernández, campeón olímpico de foso olímpico en equipos mixtos junto a Fátima Gálvez, aseguró tras su triunfo que en la final «disfrutó cada plato» y que se tomó la competición «como un juego» como parte de su preparación mental, en una final en la que acertó 24 de 25 platos.

«He disfrutado cada plato, me podría acordar de todos los platos que he tirado, los que he roto del primer tiro, del segundo, los que he fallado... Me acordaría de todos los platos, porque lo he disfrutado», aseguró el tirador madrileño con la medalla de oro colgada del cuello en el centro de tiro de Asaka.

Fernández explicó que esas sensaciones tienen que ver con que ha «trabajado mucho» el aspecto mental. «Venir a una competición y hacer que sea un juego, no que sea un sufrimiento, no que estés tenso, sufriendo cada plato», añadió.

«Para mí ha sido un juego esta competición, me lo he pasado muy bien, llevaba mucho tiempo preparándola mentalmente, físicamente, técnicamente, con Fátima lo he trabajado un montón y sobre todo este último año, después de la pandemia hemos trabajado un montón», explicó.