Carreño, este viernes durante el partido. | Reuters - RUNGROJ YONGRIT

0

El tenista español Pablo Carreño cayó ante el ruso Karén Khachánov en semifinales de los Juegos Olímpicos de Tokio, por un doble 6-3, y jugará este sábado por el tercer puesto y la medalla de bronce.

El primer set se le complicó al asturiano cuando estando igualados a dos juegos perdió su tercer servicio. El ruso lo hizo correr llevándolo a la red desde el fondo de la pista con sus dejadas y buscándole el contrapié para desarmarlo, y respondió con efectividad a su potente saque, rompiéndole un segundo saque que le dio el set.

La segunda manga no empezó mucho mejor. Carreño volvió a perder su tercer servicio y Khachánov exprimió al máximo su poderoso saque. El moscovita logró colocar diez saques directos en el partido (siete sólo en el segundo set), mientras que los de carreño no terminaban de entrar y sólo realizó uno con éxito.

El ruso puso el marcador 5-2 a su favor con un último punto que entró tras dar en la red, que se convirtió en un rival más para el español, que vio perdidos varios puntos por ella.

Pese a que Carreño presentó batalla, Khachánov sólo tuvo que esperar a ganar su servicio para llevarse el set por 6-3 y con él, el partido, en una hora y 19 minutos, y el pase a la final.

Ésta ha sido la sexta vez que Carreño y Khachánov se enfrentaban. El español ha vencido en tres ocasiones, pero el moscovita logró su dos anteriores triunfos sobre la pista dura (cayó en la primera ocasión, en cambio), como la de la cancha central del Parque de tenis de Ariake, donde tuvo lugar el encuentro.

Carreño se enfrentará mañana, sábado, por el valioso bronce al perdedor en el encuentro entre el serbio Novak Djokovic y el alemán Alexander Zverev, que se disputa a continuación de su partido.