El piragüista se ha retratado nada más llegar a Tokio. | Instagram

25

Marcus Cooper Walz, piragüista mallorquín recién llegado a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, ha generado alguna que otra reticencia tras publicar varios vídeos en su perfil de Instagram.

Nada más instalarse en su habitación, el campeón olímpico en Rio 2016 grabó varios vídeos. En uno de ellos aparecía una bandera doblada sobre una silla. A algunos no les quedó claro qué tipo de enseña era, y ciertos comentarios apuntaron a la posibilidad de que la bandera contuviera simbología predemocrática.

¿Cómo iba a llevarse un deportista olímpico una enseña franquista a la Villa Olímpica, y más con la que cae en los días sucesivos a la Ley de Memoria Democrática? Marcus Cooper Walz ha querido poner negro sobre blanco y ha desplegado la bandera ante todos sus fans en sus stories.

En ella se aprecia como la bandera en cuestión tiene imprimida en su superficie la imagen de dos compañeros de Marcus en su kayak y el escudo de España, entre otros motivos, aunque ninguno de ellos preconstitucional.