Hugo González de Oliveira, durante las semifinales de los 100 metros espalda, en Tokio. | Efe

0

Hugo González de Oliveira hizo historia en la madrugada de este lunes (hora española) y se convirtió en el tercer nadador balear que competirá en una final olímpica al firmar la séptima mejor marca en las semifinales de los 100 metros espalda, especialidad en la que es subcampeón de Europa vigente, además de ser cuarto en la segunda manga, con un tiempo de 53.05 que mejoró en cuatro décimas su tiempo en las eliminatorias.

El palmesano peleará por las medallas en la madrugada del martes (3:59, hora española) con los mejores especialistas del planeta en la disciplina, entre los que se encuentra el ganador de su semifinal, el ruso Kliment Kolesnikov, plusmarquista mundial, que firmó un tiempo de 52.29, seguido de su compatriota Evgeny Rylov (52.91) y del chino Jiayu Xu (52.94), que precedió a Hugo González, cuarto con esos 53.05 que le valieron el pasaporte hacia su primera final olímpica en la que es su segunda participación.

En ella se verá las caras con los mejores especialistas del planeta en 100 espalda, marcando un registro de referencia que le coloca a menos de medio segundo del hipotético bronce. En la primera semifinal, el estadounidense Ryan Murphy (52.24), el australiano Mitch Larkin (52.76) y el italiano Thomas Cecca (52.78) fueron quienes llevaron la iniciativa.

De esta manera, Hugo González asegura el primer diploma para la participación balear en los Juegos Olímpicos de Tokio, siguiendo los pasos de Rafael Escalas (1.500, Moscú 80) y Joanllu Pons (400 estilos, Río 2016) dentro del historial de nadadores baleares que han competido en una final olímpica.