Marco Asensio dispara a puerta durante el partido ante Egipto. | Reuters

0

Segundo día de competición y España afronta su primera final de fútbol. El empate en el debut contra Egipto (0-0) hace que el partido frente a Australia de este domingo (12:30 horas CEST) se antoje clave para poder llegar a la última jornada como primera de grupo y dependiendo de sí misma, para lo que Luis de la Fuente habrá cambios.

Ganar a los australianos dejaría a España primera antes del partido contra Argentina. Empatar podría hacer que se mantuviera segunda en caso de que se de el mismo resultado entre Egipto y Argentina, si no, fuera de los puestos que dan acceso a cuartos; igual que en caso de perder.

Situación imprevista para la, a priori, gran favorita a hacerse con la medalla de oro en el torneo de fútbol. Pero contra Egipto no demostró tal condición. Superada por el juego duro de los africanos y con la sensación de que faltaba físico, esto último lo más preocupante en un torneo tan corto en el que solo hay dos días entre partido y partido del grupo; recuperar y entrenamiento previo, no da para más. Fue un partido pobre en ataque. Solo Dani Ceballos aportó algo diferente, y no podrá jugar tras la dura entrada de Taher Mohamed que le sigue dejando con el tobillo izquierdo, y el pie, inflamado. Solo fue amarilla, y eso que el árbitro fue a revisarlo al sistema de videoarbitraje (VAR), incumpliendo la normativa ya que tras ello le sachó dicha cartulina, cuando debería haber sido roja o nada, que es lo que apreció en primer instante.

Tampoco estará Óscar Mingueza, con molestias musculares en los isquiotibiales de la pierna izquierda. Cambios obligados por lesión, y los habrá también porque el equipo necesita piernas frescas. Luis de la Fuente recupera a Martín Zubimendi, jugador de confianza para el pivote defensivo, tras superar molestias.