Joan Lluís Pons posa para este diario ante la iglesia de Sant Bartomeu, en Sóller. | P. Pellicer

0

Es uno de los exponentes de la natación española en el presente, y cinco años después de su explosión internacional, regresa a unos Juegos Olímpicos con la experiencia necesaria como para afrontar con garantías un evento de este calibre. Joan Lluís Pons (Sóller, 1996) sorprendió al mundo en Río 2016 plantándose en la final de los 400 metros estilos, asegurándose el diploma y haciendo historia para la natación balear, que tras la gesta de Rafael Escalas en Moscú 80 (finalista en 1.500 metros) no había vuelto a tener presencia en una final olímpica de natación.

El pupilo de Jordi Jou es esl plusmarquista nacional de 400 estilos y uno rival a tener en cuenta dentro de esta distancia. Revalidó su mínima en los nacionales tras el parón por la pandemia y dentro del grupo del Sant Andreu, Pons, estudiante de Microbiología, ha madurado durante este lustro para llegar a Tokio 2020 como un claro aspirante a pelear por las medallas si pasa el corte de la final.

Calidad

Joanllu, como es popularmente conocido, confirmó con el paso del tiempo que su final olímpica de 400 estilos en Río no fue fruto de la casualidad. Desde entonces, no se ha bajado del peldaño más alto del podio a nivel nacional, además de haberse colgado el bronce en el Campeonato de Europa y acariciar el bronce en el Mundial de Corea del Sur de 2019, en el que acabó en una brillante cuarta plaza.

Con estos argumentos y una preparación metódica, sobreponiéndose a las trabas que generó la pandemia, Joan Lluís Pons regresa a los Juegos para intentar dar el paso al frente que la experiencia le confiere e intentar mejorar el resultado de Río 2016.

Con 24 años y mucho recorrido por delante, París 2024 se presenta en el horizonte como una nueva oportunidad para Joanllu, que ha marcado en rojo la cita japonesa para intentar reforzar su moral y asentarse como un referente internacional dentro de su distancia, en la que ha sabido hacerse un hueco a base de horas de trabajo, constancia y dedicación.