Xavi Torres, durante los Juegos Paralímpicos de Londres 2012. | Reuters

1

Xavi Torres (Palma, 1974) estará en Tokio 2020. Y no como entrenador, faceta que había desarrollado tras su retirada de una alta competición a la que retorna para volver a lanzarse a la piscina en los que serán sus séptimos Juegos Paralímpicos, según hizo oficial ayer el Comité Paralímpico Español, que notificó la lista de deportistas seleccionados para la cita, que tendrá lugar del 24 de agosto al 5 de septiembre próximos.

Con 47 años y tras haberse colgado 16 medallas en los Juegos (5 oros, 5 platas y 6 bronces), el carismático deportista paralímpico mallorquín ha dado la campanada y fue uno de los nombres propios del equipo español, que se anunció ayer miércoles en Madrid.
El laureado nadador ha llevado en secreto su preparación y clasificación para los Juegos, teniendo mínima B para Tokio desde febrero de 2020, ratificando sus sensaciones en el pasado Europeo de Madeira, además de haber participado en competiciones autonómicas y estatales, pero siempre intentando pasado inadvertido.

Su intención es nadar entre 3 y 4 pruebas en los Juegos de Tokio, con la ilusión de pelear por las finales, con un elevado componente sentimental y buscando disfrutar del deporte que es su vida: la natación.

Polivalente

No en vano, tras anunciar su retirada de la alta competición, tras los Juegos de Londres 2012, se volcó en su faceta como entrenador, dirigiendo a deportistas como el olímpico Marc Sánchez o a la selección española de natación paralímpica, además de seguir con su vertiente como ‘coach’ y dejarse ver en otros deportes, como el paraciclismo, en el que se mostró activo.

Ahora, con 47 años recién cumplidos, Xavi Torres se encuentra con ilusión y energías para regresar a los Juegos Paralímpicos e intentar hacer algo grande como colofón a una carrera de leyenda, que incluye numerosos éxitos deportivos, pero también una extensa colección de reconocimientos, entre los que destacan algunos a nivel isleño como la distinción Cornelius Atticus.

Torres participó por primera vez en unos Juegos Paralímpicos en Barcelona 92, para dar continuidad a su historial en Atlanta 96, Sydney 2000, Atenas 2004, Pekín 2008, Londres 2012... y ahora le espera Tokio 2020, un nuevo desafío en la trayectoria deportiva de uno de los deportistas más carismáticos de Mallorca, seis veces campeón paralímpico en Barcelona, Atlanta y Sydney y cuyos últimos éxitos llegaron en Pekín 2008, donde logró una plata en su prueba de referencia (150 estilos SM4) y el bronce en los 4x50 metros estilos.

Xavi Torres, junto a su buena amiga y compañera a lo largo de esta trayectoria, Teresa Petales, serán los exponentes mediáticos del equipo paralímpico español de natación en Tokio.

Cifras

España acudirá a los Juegos Paralímpicos de Tokio con 135 deportistas, una cifra que supera en ocho a los 127 que acudieron a la última cita en Río 2016.

La delegación española, en total, estará formada por 221 integrantes, de los cuáles 135 son deportistas -122 con discapacidad más 13 deportistas de apoyo- y 86 diferentes miembros entre entrenadores, médicos, fisioterapeutas, mecánicos y personal de organización y oficina.

En Tokio, el baloncesto en silla de ruedas y la natación serán los deportes con mayor representación española (24 cada uno), seguidos de atletismo (20), ciclismo (10), fútbol-5 y tenis de mesa (8), triatlón (7), piragüismo y remo (5), tenis en silla de ruedas (4), judo (3), halterofilia (2), taekwondo, tiro y tiro con arco (1).

En cuanto a la distribución por federaciones, 48 son de la Federación Española de Deportes de Personas con Discapacidad Física (FEDDF), 29 de la de ciegos (FEDC), tres a la de Personas con Parálisis Cerebral y Daño Cerebral Adquirido(FEDPC) y dos a la de Personas con Discapacidad Intelectual (FEDDI).

Los 135 deportistas y deportistas de apoyo clasificados para Tokio superan la cifra de 127 de Río 2016. En aquella ocasión la delegación la formaron 201 personas, mientras que ahora lo harán 221.