Imagen del campo de fútbol del Miquel Nadal, uno de los afectados por la paralización de la reforma. | A. G.

8

Revés muy serio en la puesta en marcha de la reforma de 17 campos de fútbol en Palma que consistía principalmente en el cambio de césped artificial y cuyo contrato había sido adjudicado a la empresa Fielturf Poligras, por parte del Consejo Rector del Institut Municipal de l’Esport (IME).

Las obras se licitaron por una cantidad de 3,3 millones de euros con los que se deben acometer la renovación de estos diecisiete campos, 11 de fútbol 11 y seis de fútbol 7. Sin embargo, dos impugnaciones han frenado en secó la intención de arrancar las obras la próxima semana y ahora, como mínimo, se deberá esperar un    mes y medio o dos meses para poder llevarlas a cabo. Esto supone un contratiempo enorme porque en julio empiezan los equipos a entrenar y por lo tanto es difícil de encajar el periodo de espera con el inicio de los entrenamientos.

La renovación del césped, los sistema de riego y la equipación deportiva debía llevarse a cabo en los campos de fútbol de Sant Jordi, San Pere Seminari, Son Cladera, Can Valero, Son Flor, Son Moix, Son Ferriol, El Molinar, Germans Escalas, El Rafal, Son Sardina, Miquel Nadal y Son Ferriol. Estaba previsto que los trabajos de sustitución del césped empezaran durante la primera semana de junio y el tiempo estipulado de ejecución era inicialmente de diez semanas a partir de la recepción del suministro. Los clubes han sido informados y la próxima semana, el martes, está prevista una reunión con el IME para valorar la situación y el nuevo escenario, además de valorar qué se va a hacer a partir de ahora.