Imagen de Julio Velázquez y Jaume Mut durante un partido con el Deportivo Alavés. | Imanol Lavado

0

 Domingo agridulce y de contrastes para una familia de deportistas. Jaume Mut, hasta hace poco entrenador del Manacor, vivió el pasado domingo esa dura realidad de perder la categoría. No por esperado deja de ser un golpe y el técnico mallorquín, ayudante de Julio Velázquez en el equipo de Mendizorroza, no pudo ver cumplido el sueño de la salvación. Ocurrió a media tarde cuando cayó por tres goles a uno ante el Levante, equipo que selló el descenso a mitad de semana tras perder en el Bernabéu.

Durante esa mañana, su hijo Jaume Mut junior, que tomó el control del equipo rojiblanco cuando su padre emprendió la aventura en Primera, disfrutó de la victoria de club del Llevant ante el Poblense. Curiosamente en este encuentro estaba sancionado y no pudo estar en el banquillo, pero ha sido él quien ha capitaneado el proyecto durante las últimas semanas hasta certificar el pase a la final definitiva para ascender a la Segunda RFEF. Jaume Mut padre decidió dar el gran salto junto al entrenador salmantino con la intención de ayudar a mantener la categoría en el Alavés. Sin embargo, cuando tomaron el control del equipo era ya una misión muy difícil de llevar a cabo y finalmente no han tenido ni tiempo ni partidos suficientes para intentar apurar las opciones de salvación hasta el último partido de Liga.

En estos momentos se desconoce si Velázquez seguirá al frente del equipo vitoriano, pero en caso de continuar Mut continuará también vinculado el club de Mendizorroza. Sin embargo, no haber conseguido el objetivo puede suponer que la entidad cambie de planes y apueste por un nuevo relevo en el banquillo. El Manacor firmó una gran temporada con Jaume a los mandos terminando segundo en el campeonato doméstico y eliminando en la primera ronda del playoff al Llosetense y al Poblense el pasado domingo. Ahora tienen que jugar contra el Alcorcón B para certificar el ascenso a la Segunda RFEF.

El equipo rojiblanco ha conseguido firmar un año de ensueño con un grupo de jugadores de la localidad y    cercanías. De la mano del presidente Pere Mateu Grimalt, el club ha vuelto a situarse entre los mejores del fútbol balear y con muchas opciones de volver a jugar en categoría superior.    El trabajo de Jaume Mut padre e hijo ha sido fundamental para dar este    cambio en el conjunto de Na Capellera.

El apunte

Una etapa de siete partidos en el Alavés

Julio Velázquez y Jaume Mut han dirigido siete partidos al Alavés, este domingo será el octavo. Por el momento han conseguido tres victorias ante Rayo, Villarreal y Espanyol y cosechado cuatro derrotas contra Osasuna, Mallorca, Celta y este último fin de semana frente al Levante, sin duda la más dolorosa. Los triunfos no han sido suficientes para llegar con vida al menos a la última jornada y el equipo vitoriano será uno de los históricos en Segunda División la próxima temporada. Pese a la reacción y a las buenas sensaciones que por momentos ofreció el equipo con Velázquez y Mut, el descenso ha sido inevitable.