Previous Next
2

El fútbol balear, pero en especial el palmesano y el de la barriada de La Soledad, están de luto al conocer en la mañana de este viernes la pérdida de una personalidad imprescindible para entender su historia. Pep Calvo, el carismático fundador, presidente y entrenador del popular Club Deportivo Relojería Calvo, fallecía en Palma a los 94 años de edad, dejando para el recuerdo de varias generaciones la entidad que levantó y a la que convirtió en un emblema del balompié mallorquín.

Pep Calvo, de pie primero por la derecha, con una formación del Relojería Calvo. Foto: FÚTBOL BALEAR

Desde la base de su negocio familiar, que dio nombre al club, Calvo hizo realidad su proyecto deportivo y vio pasar a centenares de jugadores a lo largo de más de medio siglo. Desde su cuartel general de Son Malferit, el Relojería Calvo se ganó el cariño y el respeto como un club de barriada, creado y amparado por 'Don Pep', quien antes había sido jugador, además de ejercer de entrenador de clubes como el Soledad, Espanya de Llucmajor, Santa Catalina o el Atlético Baleares.

Con Pep Calvo Andreu se va una parte indispensable de la historia del fútbol palmesano, el patrón de un club de fútbol cuya camiseta azulgrana vistieron jugadores de barriadas como La Soledad, Polígono de Levante, Foners, Son Gotleu, Es Rafal. El Relojería Calvo marcó una época, y a su cargo estuvo siempre Pep Calvo, una personalidad respetada más allá de la barriada y que dejó huella entre todos quienes le conocieron y que lamentan su adiós, yéndose con él innumerables recuerdos y un apasionado del fútbol, el deporte que fue parte indispensable de su vida y que, gracias al Relojería Calvo, le convirtió en toda una personalidad conocida en todos los rincones de la Isla.