Óscar Troya da instrucciones a sus jugadores durante un partido. | Pere Bota

0

Ganar o ganar. El Poblense se juega este domingo (12:00/IB3) ante el Melilla gran parte de sus opciones de evitar el descenso a Tercera División en un choque al que llega con todos sus efectivos disponibles. La posibilidad de estar arropado por 1.200 espectadores es otro de los alicientes del grupo de Óscar Troya de alimentar sus posibilidades de supervivencia ante el líder de la segunda fase en un duelo capital para sus intereses.

Aunque aún restarán los duelos ante el Socuéllanos y el Villarrobledo, todo se reduce a hoy para el Poblense, cuya salvación pasa por sumar los tres puntos y tomar impulso tanto en la clasificación como en el aspecto anímico. Precisamente el apartado psicológico será una de las claves para conjugar las urgencias con la pausa necesaria para no cometer los errores que tanto se penalizan en esta categoría.

La buena noticia para Óscar Troya es que por primera vez después de mucho tiempo tiene a todos sus hombres a punto. Aunque se mantendrá la misma estructura en la que ha venido confiando en el tramo más reciente de la competición, las posibilidades crecen de cara a la segunda mitad en la que poder influir en el choque en función del resultado.

Llegados a este punto y con la victoria como única opción, es la hora de los valientes. Los hombres con más kilómetros en la categoría y acostumbrados a lidiar en situaciones límite son los llamados a dar un paso adelante. La jerarquía de Javi Moreno, el desequilibrio de Dani Benítez y el gol de Rubén Jurado son algunos de los argumentos que necesitan los poblers para superar a un Melilla que prácticamente aseguró su presencia en la Segunda División RFEF con su triunfo ante el Atlétio de Madrid B. Sin el sancionado Álvaro Molina, el Melilla, tal como ya demostró en el primer envite en el Álvarez Claro, dispone de individualidades capaces de desequilibrar.

El Melilla y el Poblense son los dos equipos con mayor capacidad goleadora de la segunda fase en el grupo de permanencia, lo que invita a pensar en un partido abierto y con protagonismo para los hombres de ataque.

Después de dos salidas consecutivas saldadas con un empate ante el Villarrubia y una derrota ante el Socuéllamos, los azulgrana regresan al Municipal de sa Pobla, donde tienen una racha de dos victorias consecutivas y no pierden desde el pasado 14 de febrero. El acuerdo alcanzado con las autoridades permite que se eleve a 1.200 el límite de aficionados que puedan poblar unas gradas que también jugarán su papel. El jugador número doce puede tener una influencia notable a la hora de insuflar energías a un equipo nada dudoso sobre su compromiso.

Poblense: Imanol, Álvaro, Calonge, Mateo, Pep Vidal, Javi Moreno, Giaquinto, Jaime, Dani Benítez, Aitor Pons y Rubén Jurado.

Melilla: Leo Santos, Pepe, Jesús Muñoz, Alberto González, Gutiérrez, Parla, Isi Gómez, Fran García, Borja Díaz, Juanca González e Iker Hernández.