Imagen del presidente de la Federació de Futbol, Miquel Bestard. | P. Pellicer

7

Los clubes de fútbol de las Illes Balears han acordado casi por unanimidad seguir reclamando al Govern Balear que permita a los menores de doce años jugar partidos oficiales, algo que la actual normativa sanitaria impide entendiendo que con este parón se beneficia a frenar la pandemia del coronavirus.

En la reunión que ha mantenido el presidente de la FFIB, Miquel Bestard, con con los representantes de los clubes -un centenar- se acordó pedir al ejecutivo autonómico que se permita la vuelta de la competición entre los más pequeños y que se puedan disputar los partidos que sean posibles y dé tiempo por calendario. Estos serían entre ocho y doce.

También las entidades convocadas a la reunión han rechazado la posibilidad de jugar dos partidos por semana.

De la misma forma se ha expuesto la necesidad de evitar celebraciones en los vestuarios tras los partidos, si bien estas imágenes son puntuales y la gran mayoría de equipos ha cumplido con los protocolos fijados. Sin embargo, se ha expresado la voluntad de que este tipo de festejos que se han podido ver a través de las redes sociales no vuelvan a repetirse porque precisamente este tipo de fotografías son uno de los motivos a los que se acoge el Govern para impedir el regreso del fútbol entre los menores de doce años.

Cabe recordar que la medida de prohibir jugar por parte de Salut afecta a 8.000 niños, cifra aproximada de jóvenes futbolistas que por el momento no pueden disputar sus partidos de fútbol y fútbol sala.