Los jugadores del Atlético de Madrid celebran la victoria ante el SD Eibar, durante el partido correspondiente a la tercera Jornada de LaLiga Santander, disputado este domingo en el Estadio Wanda Metropolitano de Madrid. | Rodrigo Jiménez

0

El Atlético de Madrid irrumpió con toda la ambición, la voracidad y la insistencia del mundo en el liderato de la Liga, realzado por la épica de una remontada de dos goles en contra frente al Eibar (3-2), que culminó en el minuto 90 Thomas Partey para completar la rebelión iniciada por Joao Félix y Vitolo.

Como tantos partidos así, de tanta emoción, el equipo rojiblanco acabó en su área, defendiendo una victoria cuyo valor es incalculable, porque tenía el partido perdido en el minuto 18, con dos goles en contra, y porque se sobrepuso con la potencia, la intensidad y la fe de un bloque que se siente aspirante al título.

El Atlético tiene algo que no tenía antes. Ni Antoine Griezmann garantizaba tanto en el último lustro lo que sí, por lo menos hasta ahora, expone Joao Félix: una condición decisiva sea cual sea el panorama a su alrededor, juegue como juegue su equipo, esté enfrente al rival que sea o incluso haya contactado con el balón poco o nada.

Ha jugado ocho partidos hasta ahora con el conjunto rojiblanco, entre la pretemporada -cinco- y LaLiga -tres-Y ahí están los hechos: cinco goles, cuatro asistencias y un penalti provocado, repartidos en siete de los ocho encuentros, con la única excepción del primero con el Numancia, del que se retiró a la media hora.

No había surgido este domingo hasta el minuto 27, ya con 0-2, pero cuando ocurrió lo hizo para relanzar a su equipo, primero porque su primer toque, cuando recibió de Koke, encontró a Diego Costa, que corrió y corrió hasta dentro del área para devolverle de nuevo el pase para el 1-2 de Joao Félix, que inició la rebelión.

La continuó Vitolo. Otra vez suplente para Simeone. Y otra vez determinante para el Atlético. Al descanso, recurrió a él. En siete minutos, él, como en Leganés, firmó el gol, con la definición que también incluyen sus numerosas cualidades. Con el exterior culminó la vertiginosa carrera de Lodi, otro hombre más que interesante.
Ya entonces desaparecido y superado el Eibar, devorada la desventaja, aún quedaba pendiente el triunfo. Insistió el Atlético hasta que encontró lo que parecía entonces casi imposible, el 3-2 marcado por Thomas, que culminó dentro del área una pared con Koke; el triunfo por el que tanto y tanto había peleado desde el 0-2.

- Ficha técnica:
Atlético de Madrid: Oblak; Trippier, Giménez, Hermoso, Lodi; Marcos Llorente (Vitolo, m. 46), Koke, Saúl; Lemar (Riquelme, m.77); Joao Félix (Thomas, m.83) y Diego Costa.
Eibar: Dmitrovic; Tejero, Sergio Álvarez (Paulo Oliveira, m. 54), Ramis, Arbilla; Edu Expósito, Diop; Pedro León (Correa, m.85), Orellana, Inui; y Charles (Kike García, m. 63).
Goles: 0-1, m. 7: Charles cabecea un centro de Orellana. 0-2, m. 19: Arbilla, de disparo desde fuera del área, tras tocar primero en Marcos Llorente y después en Giménez. 1-2, m. 27: Joao Félix culmina un pase de Diego Costa, tras un contragolpe. 2-2, m. 53: Vitolo, con un tiro cruzado con el exterior a pase de Renan Lidi. 3-2, m. 90: Thomas remacha una pared con Koke.
Árbitro: Jaime Latre (C. Aragonés). Amonestó a los visitantes Inui (m. 3), Orellana (m. 15) y Dmtrovic (m. 68).
Incidencias: partido correspondiente a la tercera jornada de LaLiga Santander, disputado en el estadio Wanda Metropolitano ante 56.664 espectadores.