El delantero uruguayo del Celta de Vigo Maxi Gómez celebra su gol, primero del equipo gallego ante el FC Barcelona, durante el partido de la 36ª jornada de Liga en Primera División que Celta y FC Barcelona juegan esta noche en el estadio de Balaídos, en Vigo. EFE/Eliseo Trigo Celta - Barcelona | Eliseo Trigo

8

El Celta sacó provecho de la relajación del Barcelona, que apostó por un equipo plagado de suplentes y de los jugadores menos habituales, para lograr la victoria y dar un paso de gigante hacia la salvación una temporada más en Primera División.
En el primer tiempo, el Celta de Vigo no pudo con un rival plagado de jugadores del filial. En los primeros 45 minutos las ocasiones más claras llegaron en la recta final, primero con un disparo de Moussa Wague que desvió Rubén Blanco y después con otro de Boudebouz que tocó en un defensor.
No obstante, lo peor para el campeón de Liga fue la lesión del francés Ousame Dembelé a los treinta segundos, después de sufrir un tirón muscular en la parte posterior de su muslo derecho que obligó a Ernesto Valverde a reemplazarlo por el joven Alex Collado. La lesión del francés pone en muy serio peligro su asistencia el martes en Anfield ante el Liverpool
El equipo vigués no salió con la intensidad esperada y necesaria para inquietar a un Barcelona muy cómodo en el campo y claro dominador del centro del campo, aunque sin pólvora en ataque.
De hecho, la ocasión más clara del primer acto llegó con un disparo de Maxi que detuvo Cillessen.
En el arranque del segundo tiempo, en el minuto 50, el Celta marcó un gol que fue anulado por fuera de juego a instancia del VAR. Fue a través de un saque de esquina que remató Cabral, rechazó Cillessen y Araujo, en posición ilegal, empujó a la red.
En apenas un minuto, el partido dio un vuelco. Todibo se lesionó y en la siguiente acción Maxi Gómez rentabilizó un centro desde la derecha de Boudebouz al primer palo para batir a Cillessen por el primer palo.
En el tramo final del encuentro, Iago Aspas puso la sentencia al transformar un penalti cometido por Wagué. Con este triunfo, el conjunto gallego asegura, virtualmente, su permanencia una temporada más en la máxima categoría del fútbol español. El Barça sigue pensando en la cita de Liverpool con la final de la Champions en el horizonte.

Celta:Rubén Blanco; Mallo, Araujo, Cabral, Olaza; Boudebouz (Jozabed, m. 84), Yokuslu, Lobotka, Boufal (Brais Méndez, m. 70); Maxi Gómez (Fran Beltrán, m. 90) y Aspas.

Barcelona: Cillessen; Wague, Todibo, Umtiti, Vermaelen; Arthur (Vidal, m. 62), Aleñá, Riqui Puig; Malcom, Dembelé (Collado, m. 6) y Boateng.

Árbitro:José María Sánchez Martínez (Comité murciano). Tarjetas a Vermaelen (13'), Umtiti (29'), Boufal (31'), Todibo (54'), Boateng (72'), Vidal (78').

Goles:
1-0, minuto 67, Maxi.
2-0, minuto 87, Aspas de penalti.