Emiliano Sala, durante un partido con el Nantes francés. | Reuters

13

El Platges de Calvià, a través de sus abogados, ha consultado a los organismos futbolísticos internacionales si tiene algún derecho sobre el traspaso de Emiliano Sala, el jugador argentino desaparecido en el Canal de Mancha desde el 21 de enero, cuando viajaba desde Francia hacia Cardiff para incorporarse al que iba a ser su nuevo equipo.

El club de Calvià, que en verano de 2016 absorbió al Montuïri-Soledat en el que el exfutbolista del Nantes había militado siendo juvenil, podría percibir un porcentaje de los 17 millones de euros en los que se cifró en su momento un traspaso envuelto todavía por unas trágicas circunstancias.

Mientras la búsqueda de Emiliano Sala llegaba este jueves a su fin —tras dos semanas de incertidumbre el pasado fin de semana se localizó el fuselaje de la avioneta al norte de Guernsey, a unos 67 metros bajo el nivel del mar, y el departamento de investigación de accidentes aéreos del Reino Unido confirmó este jueves que el cuerpo del futbolista era el que se había recuperado de entre los restos del aparato en el que viajaba —, el Nantes ha reclamado al Cardiff el pago del traspaso del argentino, que nunca llegó a debutar con el conjunto de la Premier League.

Noticias relacionadas

Según ha explicado estos días el medio francés Ouest France, el Nantes teme que el Cardiff esté postergando su pago, mientras que la BBC apunta que el club galés tiene la intención de completar el desembolso, pero solo cuando «todos los hechos estén claros», refiriéndose a la investigación sobre el supuesto accidente que sufrió el avión que pilotaba David Ibbotson en el momento de la desaparición. Al parecer, el Nantes habría calificado de «hipócrita» la maniobra al entender que con ella el Cardiff «busca ganar tiempo».

En ese sentido, el Platges de Calvià permanece a la expectativa, ya que una vez que el caso se aclare y se confirmen los pagos del millonario traspaso podría corresponderle un porcentaje del mismo gracias a los derechos de formación y los mecanismos de solidaridad. Estos permiten que los clubes que trabajaron en la instrucción y educación de un jugador desde sus 12 años reciban una compensación por esa labor realizada y por los recursos destinados a un determinado futbolista.

Al tratarse de una operación internacional, la consulta de los asesores jurídicos del conjunto de Magaluf será dirigida directamente a la FIFA con la idea de aclarar, en primer lugar, si tiene derecho a ese resarcimiento económico por haber participado en la formación de Emiliano Sala y, en segundo, qué porcentaje de los 17 millones de euros le correspondería por el tiempo que pasó en el club.

Emiliano Sala jugó en el Soledat cuando tenía 17 años, en la temporada 2007-08. El argentino, que llegó a Palma a través de la escuela de fútbol «Proyecto Crecer», estuvo un año a las órdenes de Llorenç Julià antes de iniciar una carrera profesional que desarrolló sobre todo en Francia, en clubes como el Girondins o el Caen. La madurez la alcanzó en el Nantes, donde sumaba tres temporadas y media a gran nivel.