Santiago Solari, entrenador del Real Madrid, a la llegada del equipo blanco al hotel Four Sean de Abu Dabi para concentrarse de cara al Mundial de Clubes. | ALI HAIDER

2

El Real Madrid aterrizó este domingo en Abu Dabi, donde desde el miércoles buscará su segundo título de 2018, el Mundial de Clubes, tras siete horas de vuelo después de partir a primera hora de la mañana desde el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

Los 25 jugadores que integran la expedición madridista ya descansan en el lujoso Hotel Four Seasons de Abu Dabi, tras un domingo dedicado a completar el largo viaje. El equipo no se ejercitó y recibió descanso después de su triunfo liguero del sábado ante el Rayo Vallecano.

Desde este lunes, el equipo de Santiago Solari se ejercitará con la mente puesta en el campeón asiático, el equipo japonés Kashima Antlers, ante el que debuta en la competición el miércoles a las 17:30 hora española.

El técnico madridista valorará el estado del galés Gareth Bale y del francés Karim Benzema, esperando no tener problemas en ataque por las molestias de tobillo que arrastran ambos. También estudiará la evolución del brasileño Casemiro y Sergio Reguilón, ya recuperados de sus respectivas lesiones y ganando ritmo para reaparecer. Han viajado a Abu Dabi sin opciones de jugar los lesionados Nacho Fernández y Mariano.