Imagen del encuentro que disputaron el Reus y el Mallorca hace unas semanas en el estadio del conjunto catalán. | CARLOS GIL ROIG

4

Los futbolistas del CF Reus Deportiu han tomado la decisión de seguir adelante con la demanda contra la entidad por impagos, con lo que el club desaparecería en cinco días hábiles si no resuelve sus deudas.

Los jugadores del equipo catalán se reunieron este martes en la sede de la Liga de Fútbol Profesional con su presidente, Javier Tebas, pero no aceptaron la oferta de dicho organismo, que consistía en abonar sólo a los futbolistas las nóminas atrasadas y el salario de toda la temporada.

El Reus jugará contra el Córdoba este sábado en el Municipal el que podría ser el último encuentro del club en Segunda División, ya que si los futbolistas no perciben las cantidades atrasadas en un plazo de cinco días quedarán desvinculados de la entidad y ésta será expulsada de la competición por falta de jugadores.

El club catalán, además de deber tres meses de sueldo a sus futbolistas, arrastra una deuda de cinco millones de euros, motivo por el cual la Liga de Fútbol Profesional ya redujo en agosto el límite salarial del Reus.