Imagen de Lara Ortega dirigiendo un partido. | Futbolbalear.es

7

El colegiado del partido Atlético Baleares-Constància de la Liga Nacional Juvenil ha decretado la suspensión del encuentro tras recibir insultos desde la grada. Lara Ortega, tras advertir en varias ocasiones de la violencia verbal de la que era objeto durante el transcurso del choque, ha optado por mandar a los jugadores a los vestuarios con el tiempo reglamentario casi cumplido y 1-1 en el marcador.

El árbitro del encuentro que se ha disputado en Son Malferit ha comunicado en varias ocasiones los insultos que estaba recibiendo. Tras dejarse escuchar de forma considerable la palabra «cabrón» en las postrimerías del duelo, ha decretado la suspensión del partido.