Iniesta y Messi ponen la clase en la victoria del Barça ante el Español; Suárez los goles

| Barcelona, España |

Valorar:
preload
Los jugadores del F.C. Barcelona Leo Messi y Luis Suárez celebran un gol.

Los jugadores del F.C. Barcelona Leo Messi y Luis Suárez celebran un gol.

18-12-2016Reuters

FC Barceloa 4 – 1 RCD Espanyol
FC Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Mascherano, Alba; Busquets (Umtiti, min.74), Denis Suárez (Rafinha, min.65), Iniesta; Messi, Neymar y Suárez.
RCD Espanyol: Diego López (Roberto, min.53); Javi López, David López, Diego Reyes, Aarón; Javi Fuego, Diop, Jurado, Piatti (Reyes, min. 80); Gerard Moreno y Caicedo (Melendo, min.70).
Goles: 1-0, min.18: Luis Suárez. 2-0, min.67: Luis Suárez. 3-0, min. 68: Alba. 3-1, min.79: David López. 4-1, min.90: Messi.
Árbitro: Mateu Lahoz (Comité valenciano). Mostró cartulina amarilla a Piatti (min.10), Aarón (min.13) y a Caicedo (min.65).

La clase de Andrés Iniesta y Leo Messi y los dos goles anotados por Luis Suárez resultaron fundamentales en la victoria del Barça ante el Espanyol en el 'derbi' barcelonés (4-1), en un partido en el que los azulgrana pusieron fin a una racha de nueve encuentros invicto de los blanquiazules.

El Barcelona fue superior a un rival que tuvo bajas determinantes para hacer su fútbol y nunca encontró la manera de frenar a los azulgrana, un equipo que jugó muy cómodo y que volvió a encontrarse con su mejor versión.

La derecha de seda de Andrés Iniesta presidió el juego de ataque del Barça, que tuvo suficiente con la calidad de su capitán, los chispazos de los tres de arriba y una presión coral para imponerse a un valiente Espanyol, que jugó con pretensiones, pero que apenas inquietó la meta de Ter Stegen.

Sin Leo Baptistao, Víctor Sánchez ni Hernán Pérez, la apuesta de Quique Sánchez Flores fue diferente a la que le ha llevado a los blanquiazules a mantenerse invicto durante las últimas nueve jornadas.

Hoy no fue lo mismo. El Espanyol jugó con determinación y el Barça lo puso en su sitio a base de jugadas a la contra. Ya en la primera acción, en el minuto 7, los azulgrana pudieron marcar en una acción al contragolpe.

Iniesta inició la acción sobre Luis Suárez, el uruguayo superó a Diego Reyes, sirvió a Neymar y la asistencia sobre Messi no fue aprovechada por el argentino.

Los blanquiazules, aunque intentaron construir, perdieron muchos balones ante la adelantada presión de los azulgrana y cada balón perdida era un susto para la meta de Diego López.

Mascherano y Busquets estuvieron muy bien en la anticipación. La jugada del 1-0 fue el resumen: una recuperación del argentino, un pase excelente de Iniesta y una gran resolución de Suárez.

Iniesta se la puso al uruguayo y el goleador charrúa cruzó ante la salida del meta blanquiazul. La inercia del partido no cambió, el Espanyol siguió fiel a su intento de fútbol creativo, pero el Barça tenía claro cómo podía hacerle daño. Si en el inicio fue a base de contras, después hizo valer la posesión del balón para no sufrir.

Y el Barça no sufrió. El Espanyol no disparó ni una sola vez a puerta en los primeros 45 minutos y los de Luis Enrique tuvieron una buena ocasión en una contra en la que Messi tampoco acertó tras un gran pase de Neymar en el minuto 29.

En el último cuarto de hora, Iniesta pidió el balón y mandó en el juego. Todos y cada uno de sus armoniosos movimientos tenía sentido y el Espanyol persiguió el balón. Los de Quique Sánchez Flores no podían sacar el balón jugado ante un Barça que firmó una muy buena primera parte.

En los primeros minutos del segundo tiempo, los azulgrana pudieron decidir el partido. La tuvo Messi, en un disparo que salió desviado (min.48), y Luis Suárez (min.53), en una jugada en la que el meta Diego López salvó el gol y acabó lesionado.

El fútbol del Barça se detuvo. Parecía que sus acciones estaban al ralentí, salvo cuando Messi o Iniesta entraba en juego. Hasta que los dos genios se asociaron y el Espanyol no pudo frenarlos.

El 2-0 nació con dos regates de Iniesta en tres metros; y cuatro más de Messi en una baldosa. El diez azulgrana remató, Roberto no acertó a despejar y Luis Suárez remachó el 2-0 (min. 67). Al minuto siguiente, el partido quedó finiquitado.

Otra acción de Messi dinamitó el encuentro. El balón servido por el argentino llegó a Jordi Alba y el disparo cruzado del lateral zurdo azulgrana acabó en la red (3-0, min.68).

El pecado del Espanyol -dejar demasiado espacio en la mediapunta para Messi e Iniesta- lo pagó con creces el equipo de Sánchez Flores que, en los últimos veinte minutos, tuvo que sacar muchas veces agua de la barca.

Sin embargo, en una gran jugada colectiva David López se sumó al ataque y en una acción de Piatti y Gerard Moreno, la concretó el central para poner el 3-1 a once minutos del final. Era el primer remate a puerta de los blanquiazules.

Aquí no acabó todo. Aún el Barça marcó un tanto más, en una acción vistosa de Luis Suárez, que sirvió el 4-1 para Messi, quien sorprendió a Roberto con un toque sutil en el minuto 89.

El Barça se despide de 2016 en la Liga en su estadio con buen sabor. Ha recortado tres puntos al líder, que tiene un partido menos, pero, sobre todo, destila buenas sensaciones.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2

Alucina, vecina.
Hace más de 3 años

Y lo dicen como si Suárez no tuviera clase¡¡¡

Valoración:menosmas

Abre tu mente alucinado
Hace más de 3 años

Por cierto alucinado y resto de merengues, el empujabalones nunca le llegará a la suela de los zapatos a Messi. Ni en sus mejores sueños haría una de las jugadas que hizo ayer Messi.

Valoración:10menosmas

Abre tu mente alucinado
Hace más de 3 años

El mismo de siempre mezclando política y deporte. Alucinado a ver si entiendes de una vez que no todos los seguidores del Barça somos catalanes, ni todos los catalanes son catalanistas, ni todos los merengues soIs fachas o del PP, abre tu mente de una vez y deja tu fanática barcelonitis a parte porque a este paso un día te pegará un infarto.

Valoración:6menosmas

Sobran comentarios
Hace más de 3 años

El Madrid ha ganado un torneito, pónganle el nombre que quieran. Una pachanguita con experimentos arbitrales incluídos. El arbitraje de la final contra los japoneses fue esperpéntico.

Valoración:11menosmas

claro, claro...
Hace más de 3 años

señores... que esto es futbol, un deporte de equipo. Todos ganan y todos pierden. No deberia haber trofeos individuales. Ni Messi ni Ronaldo ganarian nada si jugasen en un equipo de 2ª o 3ª... por muy bueno que seas.

Valoración:0menosmas

alucinado
Hace más de 3 años

Los delirios de los Culés son comprensibles, han pasado de bajar a segunda a ganar un par de ligas, y por eso están crecidos, es normal, hay que entender la condición humana

Valoración:-15menosmas

alucinado
Hace más de 3 años

Se puede tener cualquier opinión, las opiniones son como los culos, todos tienen uno, pero datos demostrables, Messi ganó con su equipo una liga ( con record de penaltis y de expulsiones de jugadores contrarios ) Cristiano metió mas goles, quedó segundo, ganó la copa de Europa con el Madrid, ganó la supercopa de Europa con el Madrid, ganó la copa de Europa con la selección y dobló los votos que recibió Messi, todos estos datos son INDISCUTIBLES

Valoración:-15menosmas

Sa Calobra
Hace más de 3 años

Elogiar a Messi no es catalanismo, es UNIVERSALISMO.

Valoración:15menosmas

Sa Calobra
Hace más de 3 años

Messi = FUTBOL. Todo lo demás son sucedáneos y milongas ganen lo que ganen y cómo lo ganen.

Valoración:16menosmas

Tito
Hace más de 3 años

Ayer se demostró realmente como se gana un balón de oro.

Valoración:16menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2