0

El Real Murcia ha acusado a la Liga de Fútbol Profesional (LFP) de actuar «fuera de la ley» al no inscribir al conjunto grana en la Liga Adelante debido a las deudas económicas y anuncia en un comunicado que seguirá peleando judicialmente para participar en la segunda categoría del fútbol nacional esta temporada.

En una nota de prensa que lleva por título «Fuera de la ley» y que la entidad grana ha colgado en su página web, se lee que «la parodia ha hecho gala en todas sus actuaciones», en alusión a lo ocurrido este lunes, día en el que la LFP tomó esta decisión a pesar de existir un auto judicial que da la razón al Murcia y ordena su inscripción en la Segunda División y no en la Segunda B, categoría a la que ha sido descendido administrativamente el equipo por parte del órgano que preside Javier Tebas.

El club del que es presidente y dueño Jesús Samper califica a la LFP de culminar su quinto día al margen de la ley» y ha añadido que «su persistente conducta escandaliza a propios y a ajenos», pues «su atropellada sinrazón la descalifica por completo, convirtiéndose además, lo que supone enorme gravedad, en insurrecto legal».

En la nota también se lee, al referirse a la LFP, que «desde el inicio del conflicto se ha podido constatar su firme voluntad de excluir a nuestro club, fuere como fuere, de la actual competición.

«En ese proceder, en esa conducta premeditada, llevaba implícita dar la espalda a lo que la justicia, el derecho y la ley pudiera imponerle. Así ha sido», añade.

Igualmente ha indicado el Murcia que «la cuestión, ahora, es otra muy distinta de las legitimas y legales reclamaciones que nuestro club ha ejercitado, las cuales han sido amparadas por la ley. La cuestión se centra en esa conducta rebelde, incumplidora, despreciativa del orden,y del respeto por el sistema en general, y en particular, el legal».

Y ha agregado que «su conducta de burla es del todo censurable, rechazable, y desde luego, deudor de la responsabilidad que, en su momento, le depurara el sistema por ella burlada».

Por todo ello, el Real Murcia manifiesta cuatro puntos, entre ellos que continuará «por el único camino posible, cual es el del derecho y a través de los cauces procesales legalmente habilitados, para seguir con las acciones judiciales ya emprendidas, así como las nuevas que emprenderá, exigiendo especialmente la responsabilidad de aquellas instituciones y personas que considera que han actuado y actúan al margen de la ley».

En el tercer punto se afirma que «ninguna de las falacias que desde la LFP se vierten día a día, pueden confundir y alejarse de la única realidad posible: el cumplimiento de lo ordenado por la autoridad judicial».

Y concluye advirtiendo que se dirigirán a las autoridades federativas instando su colaboración y actuación necesaria, que permita y posibilite el cumplimiento de lo ordenado por la autoridad judicial, «poniendo coto a la conducta incumplidora que a cualquier precio está dispuesta a llevar la LFP».

Basándose en ello, el Murcia presentó ayer un escrito ante el citado juzgado de lo Mercantil número 7 de Madrid, «dando debida cuenta de la maliciosa actitud de la LFP, cuyo único fin es el no cumplimiento con lo ordenado por ese Juzgado, así evidenciado en la tarde noche de ayer con ocasión de las manifestaciones proferidas por presidente de la LFP».