0

Girona 1 - 1 Eibar

Girona: Becerra; Ivan López, Migue, Ramalho, David García, Richy, Eloi, Jandro, Jofre (Carmona, min.66), Gerard Bordas (Juanlu, min.79) y Chando (Ortuño, mi.55)

Eibar: Irureta; Lillo, Albentosa, Añibarro, Yuri, Errasti, Dani García , Eizmendi (Arregui, min.69), Jota Peletiro, Morales y Urko Vera

Goles: 0-1: Urko Vera, min.63. 1-1: Ortuño, min.64.

Árbitro: Sánchez Martínez (Comité Murciano). Mostró tarjetas amarillas al local Eloi y a los visitantes Dani García y Añibarro.

El Girona sufrió un nuevo traspiés en Montilivi, donde en esta ocasión empató ante el Eibar (1-1), y suma ya diez jornadas sin ganar, mientras que el conjunto vasco se afianza en la parte alta de la tabla.

Los gerundenses hicieron debutar a uno de los tres fichajes realizados en el mercado de invierno, el delantero Alfredo Ortuño, que se estrenó con gol, pero el tanto tampoco les alcanzó para conseguir el triunfo.

Los locales ya han visto cómo se han escapado 20 de los 36 puntos disputados en Montilivi. Esta tarde fue el Eibar el que se llevó algo de tierras gerundenses, en un partido muy igualado en el que los dos equipo buscaron la victoria.

En los primeros 45 minutos ambos equipos buscaron con ansiedad la portería rival, con dos grandes oportunidades del Eibar, a disparos lejanos de Dani García y Morales, que encontraron la réplica de un sensacional Becerra.

En la portería visitante, una jugada de Jofre Mateu con centro al área pequeña no encontró rematador cuando el portero Irureta estaba poco menos que batido. Con ello y a pesar del buen juego de gerundenses y vascos se llegó al descanso con empate a cero goles.

En los primeros minutos de la reanudación, Javi López hizo debutar al joven Ortuño, que al poco de saltar al terreno de juego hizo el gol de los locales. Esto ocurría un minuto después de que Urko Vera hiciera el 0-1 que por unos momentos deja helado Montilivi.

Animado por el tanto del empate, el Girona lo intentó hasta el final, pero sin acercarse con verdadero peligro a la portería defendida por Irureta. Y el Eibar, viendo que no pasaba apuros atrás, se limitó a controlar el partido, confirmándose con el punto sumado.