0

Lugo 0 - 0 Eibar

Lugo: Dani Mallo; De Coz, Pavón, Víctor Marco, Manu; Seoane, Rafa García; Pablo Álvarez (Pablo Sánchez, m.61), Álvaro Peña (Iago Díaz, m.80), Iván Pérez; y Sandaza (Rennella, m.67).

Eibar: Xabi Irureta; Bóveda, Albentosa, Raúl Navas, Yuri; Errasti, Dani García; Capa (Diego Jiménez, m.70), Jota, Arruabarrena (Urko Vera, m.78); y Morales (Kijera, m.90).

Árbitro: Valdes Aller, del colegio castellano-leonés. Amonestó a Bóveda, Yuri y Diego Jiménez, por parte del Eibar; y a Rafa García y Pablo Álvarez, por parte del Lugo.

El Lugo cortó su sangría de derrotas, pero acumuló su sexto encuentro consecutivo sin ganar con un empate soso (0-0) ante el Eibar, que llevaba dos triunfos seguidos y dejó escapar en el Anxo Carro la oportunidad de arrebatarle la primera posición de la Liga Adelante, al menos de forma momentánea, al Deportivo.

Después de un diciembre negro, el Lugo intentó abrir el camino a la victoria ante el Eibar en su partido cien en Segunda con una gran sorpresa en el once, la ausencia del cerebro del equipo, el coruñés Carlos Pita, y la apuesta de Quique Setién por un doble pivote novedoso con Fernando Seoane, que reapareció tras haber cumplido sanción, y el ex del Rayo Rafa García.

El equipo gallego funcionó en los primeros minutos, en los que se acercó a la portería de Xabi Irureta con disparos de De Coz y Álvaro Peña, que atajó el guardameta, y con un centro del capitán Manu al que no llegó Fran Sandaza, que conservó la titularidad a pesar de la recuperación del máximo goleador, el franco-italiano Vincenzo Rennella.

El Eibar aguantó las embestidas y respondió a los 18 minutos con un centro de Capa desde la banda derecha que fue incapaz de despejar el central Pavón y que salvó Dani Mallo con una milagrosa intervención en el remate, a bocajarro, de Arruabarrena, cuando el jugador vasco tenía todo a su favor para marcar.

El encuentro, frío como el tiempo en Lugo, avanzó con poco fútbol y ocasiones contadas como un disparo de Morales que atajó en dos tiempos Dani Mallo y un cabezazo de Pablo Álvarez tras un saque de esquina que detuvo Irureta.

El portero del Eibar tuvo más problemas en el inicio de la segunda mitad, en la que primero falló por arriba en un saque de esquina, después se le escapó de las manos un lanzamiento de Álvaro Peña y más tarde dio otro susto por culpa de un resbalón.

El Lugo pidió penalti por mano de Raúl Navas a los 67 minutos, pero Valdés Aller no lo vio, y tampoco vieron mucho fútbol los aficionados del Anxo Carro, que echaron de menos la claridad de Pita en el centro del campo y llevan más de dos meses sin disfrutar una victoria de su equipo en casa.