0

Sabadell 3 - 2 Castilla

Sabadell: Nauzet; Cristian, Martí Crespí, Kiko Olivas, Toni Lao; Juanjo Ciércoles, Hidalgo (Llorente, min.71), Longás, Collantes; Gato (Tamudo, min.77) y Aníbal (Carlos Hernández, min.82).

Real Madrid Castilla: Pacheco; Quini, Llorente, Cabrera, Javier Noblejas; José Rodríguez (Sobrino, min.66), Omar Mascarell, Lucas Vázquez, Jaime (Burgui, min.60); Borja y De Tomás (Rozzi, min.72).

Goles: 1-0: Aníbal, min. 5. 2-0: Collantes, min. 11. 2-1: Llorente, min. 18. 3-1: Hidalgo, min.54. 3-2: Aníbal (p.p.), min.79.

Árbitro: Sagués Oscoz (Comité vasco). Amonestó a los locales Cristian, Juanjo Ciércoles, Toni Lao y Nauzet, y a los visitantes Quini, Cabrera y Mascarell. Expulsó al arlequinado Juanjo por doble amonestación (min.78).

El Sabadell festejó su tercera victoria consecutiva de la temporada (3-2) y frenó la racha del Real Madrid Castilla, en un partido emocionante y espectacular por ocasiones, fútbol ofensivo y goles.

Los locales salieron en busca del gol desde el primer momento y, tras un primer aviso de Juanjo que se perdió rozando un palo, Aníbal culminaba con un tiro preciso una gran combinación entre Gato y Longás a los cinco minutos y firmaba el 1-0.

Antes del cuarto de hora, y mientras el Castilla trataba de reaccionar, el Sabadell hacía el segundo, esta vez obra de Juan Collantes, tras una espectacular acción individual dentro del área que el propio delantero local resolvía con un zurdazo imparable para Pacheco.

Pese al varapalo, el filial madridista no arrojó la toalla y volvió a engancharse al partido tres minutos después, cuando el defensa Llorente cabeceaba libre de marca un saque de esquina que hacía subir el momentáneo 2-1 al marcador y devolvía la emoción al choque.

Esa acción espoleó al conjunto de José Manuel Díaz, que se adueñó del balón, comenzó a tocar con criterio y buscó desbordar por los extremos, como en una rápida internada del lateral Quini, cuyo centro envenenado fue despejado in extremis por el portero local Nauzet, en lo que a punto estuvo de significar el empate a la media hora de juego.

La réplica arlequinada volvió a tenerla el hiperactivo Collantes, pero esta vez se precipitó en la definición y, solo ante Pacheco, cabeceó flojo a las manos del arquero visitante.

El gol de la sentencia sabadellense llegó a los nueve minutos de la reanudación, gracias a una acción afortunada, ya que la falta directa lanzada por Hidalgo tocó en la barrera madridista, lo suficiente como para descolocar a Pacheco, que nada pudo hacer para evitar el 3-1.

La acción sí hacía mella esta vez en la moral del joven filial, que se partió por la mitad, perdió colocación y a punto estuvo de encajar una goleada, de no ser por las intervenciones de Pacheco ante Collantes y Gato.

Cuando peor lo estaba pasando el Castilla, el partido daba un vuelco, ya que en un corto espacio de dos minutos, el medio centro local Juanjo veía la segunda cartulina amarilla y Aníbal marcaba de cabeza en propia portería el 3-2.

Faltaban 10 minutos que se le hicieron interminables al Sabadell, atrincherado para frenar los desesperados intentos del conjunto madrileño, cuya reacción fue demasiado tardía y encajó su primera derrota en seis jornadas.