0

Hércules 1 - 0 Mirandés

Hércules: Falcón; Juanma Ortiz, Pamarot (Carbonell, m.46), Escassi, Peña, Héctor Yuste, Sissoko, Ferreiro, Sardinero, Assulin (Sugi, m.62) y Portillo.

Mirandés: Dani Jiménez; Flaño, César Caneda, Gaspar (Iván Malón, m.46), Ríos, Nagore, Docal (Pablo Infante, m.46), Juan Muñiz (Goiria, m.68), Iván Agustín, Iriome y Díaz de Cerio.

Gol: 1-0, m.18: Ferreiro.

Árbitro: Jaime Latre (Colegio Aragonés). Amonestó a Escassi, Peña, Juanma Ortiz, Ferreiro y Carbonell, del Hércules; y a Gaspar, Docal, Iván Malón y Ríos, del Mirandés.

El Hércules ha estrenado el año 2014 con su tercer triunfo consecutivo, por 1-0 frente a un buen Mirandés que le puso en aprietos después de que el conjunto alicantino, que terminó en inferioridad numérica por la lesión de Héctor Yuste, fallara incluso un penalti.

El equipo de Quique Hernández prosigue su escalada en la clasificación, todo lo contrario que un Mirandés que suma cinco jornadas seguidas sin ganar y que no ha encontrado todavía en la llegada de Carlos Terrazas al banquillo el revulsivo esperado.

El Hércules quiso hacerse con el control del encuentro desde el primer minuto, pero el Mirandés mostró sus garras primero, en un cabezazo de Iriome que encontró respuesta en Falcón.

Noticias relacionadas

El conjunto burgalés quiso jugar de tú a tú a los locales, pero fue perdiendo protagonismo con el paso de los minutos y eso lo aprovechó el Hércules para ir aproximándose más al área de los de Carlos Terrazas.

No había tenido, sin embargo, ninguna ocasión clara el equipo alicantino cuando consiguió adelantarse en el marcador en un disparo de falta de David Ferreiro. El futbolista gallego lanzó primero y se topó con la barrera, pero el árbitro consideró que había habido mano y en el segundo intento, algo más cercano, sí consiguió batir a David Jiménez.

El tanto dio paso a los mejores minutos de un Hércules que pudo ampliar su ventaja en un cabezazo de Héctor Yuste que repelió el larguero.

Entonces el partido se equilibró y entró en juego un fuerte vendaval de viento que influyó en el devenir del choque de manera notoria. El Mirandés tuvo la ocasión de equilibrar el marcador en un remate de Díaz de Cerio, desde dentro del área, que detuvo Falcón.

El segundo periodo mantuvo la igualdad en el juego, aunque el Hércules dispuso de dos inmejorables ocasiones en las botas de Portillo, que el delantero de Aranjuez no acertó a convertir.

En la primera, cuando ya Dani Jiménez parecía superado, el portero evitó el gol del madrileño casi a puerta vacía. La segunda fue un penalti en el que de nuevo entre el meta visitante y el palo privaron del gol al Hércules. La pena máxima había sido cometida por una inocente mano de Iván Malón en un centro de Peña que no encontraba rematador.

El penalti fue un punto de inflexión en el choque. Justo después, un centro de falta de Ríos Reina se estrelló en un palo y el Hércules se quedó con diez futbolistas al lesionarse Héctor Yuste cuando ya Quique Hernández había realizado las tres sustituciones.

Otra falta lateral fue rematada por Iván Agustín y cuando parecía que se colaba en la portería alicantina Falcón evito el empate, en la que fue la última gran ocasión visitante para marcar (minuto 79).