0

Las Palmas 2 - 0 Córdoba

UD Las Palmas: Barbosa; Galán, Deivid, David García, Xabi Castillo; Vicente Gómez, Apoño; Asdrúbal (Tana, min. 84), Valerón (Nauzet Alemán, min. 46), Masoud; y Aranda (Máyor, min. 86).

Córdoba CF: Saizar; Iago Bouzón, Fran Cruz, Bernardo (Uli Dávila, min. 66), De los Reyes; Luso (Pelayo, min. 76), Abel; Pedro (Pacheco, min. 66), Caballero, López Silva; y Xisco.

Goles: 1-0. Min. 62; Aranda; y 2-0. Min. 94: Tana.

Árbitro: Jesús Muñoz Mayordomo (Comité Castellano-Manchego). Mostró tarjeta amarilla a los jugadores locales Galán y Nauzet Alemán, y a los visitantes López Silva, Luso, Iago Bouzón, Uli Dávila y Saizar.

La Unión Deportiva Las Palmas venció por 2-0 al Córdoba Club de Fútbol en un partido en el que fue más efectivo que su rival, que acumuló las mejores ocasiones del partido, penalti fallado incluido, pero que se chocó contra un soberbio Barbosa, guardameta de los isleños.

Los blanquiverdes se adaptaron mejor al mal estado del césped y no dieron tregua a los canarios desde el inicio. Xisco, con un cabezazo ligeramente alto, ya avisó en el minuto 6.

López Silva llevó mucho peligro por la banda izquierda y en el minuto 12 fue objeto de penalti por Galán, pero Barbosa rechazó el lanzamiento de Xisco y evitó el gol visitante.

Las Palmas estuvo cerca de marcar en jugadas puntuales, como un zurdazo de Asdrúbal que repelió el travesaño en el minuto 16, y en varias llegadas del iraní Masoud, cuyos disparos no encontraron portería.

Pero el Córdoba estuvo mejor y llegó con más frecuencia al área rival. Así, Pedro disparó desviado tras una cesión de cabeza de Xisco en un saque de banda de De los Reyes, y el mismo jugador volvió a ser protagonista con una vaselina lejana que casi sorprende al portero.

Los andaluces dejaron vivo al equipo canario en el descanso, y en la segunda parte lo pagaron. Barbosa volvió a cruzarse en el camino de Pedro en el minuto 5 con una gran parada, y después Aranda cazó un balón largo enviado por Masoud con un gran control y lo cruzó con la pierna izquierda al fondo de la red.

Abel, de falta, también se topó con el portero argentino, poco después del primer gol amarillo, y agrandó la figura de aquél.

Los últimos quince minutos fueron de llegadas a las dos porterías, mientras el Córdoba seguía con la persiana bajada por las paradas de Barbosa, el equipo canario sentenció en el tiempo añadido cuando Tana se quedó solo ante Saizar, tras un pase de Nauzet Alemán, y marcó de tiro raso y cruzado el segundo tanto de un vibrante encuentro.