Bojan y Andrés Iniesta celebran el tanto de primero. | Albert Gea

0

Barcelona 2
Osasuna 0
BARCELONA: Valdés (**); Alves (**), Puyol (*), Milito (*), Maxwell (*); Iniesta (**), Busquets (**), Touré Yaya (*); Messi (**), Ibrahimovic (**) y Henry (**).
Cambios: Pedro (*) por Henry, Bojan (*) por Ibrahimovic y Keita (*) por Busquets.
OSASUNA: Ricardo (**); Azpilicueta (*), Miguel Flaño (*), Josetxo (**), Monreal (**); Puñal (*), Nekounam (*); Juanfran (*), Vadocz (*), Camuñas (*) y Masoud (*).
Cambios: Galán (*) por Masoud, Rúper (*) por Juanfran y Calleja (*) por Nekounam.
Àrbitro: Velasco Carballo, del comité madrileño. Amonestó a Busquets (min.39), Puñal (min.46), Iniesta (min.50), Alves (min.70), Josetxo (min.76) y Messi (min.85).
Goles:
1-0, minuto 73, Ibrahimovic.
2-0, minuto 89, Bojan.

El Barça se ha hecho otra vez con el liderato, a la espera de lo que haga hoy el Real Madrid, gracias a un triunfo muy trabajado contra el Osasuna (2-0), equipo que ha cuajado un gran partido, pero que se ha visto desbordado por los goles de Ibrahimovic y Bojan. El conjunto azulgrana jugó uno de los partidos menos lucidos en esta temporada y tuvo que echarle coraje y fuerza para doblegar a un Osasuna que hasta recibir el primer gol en el minuto 70 ha tenido controlado al equipo catalán. El Barcelona topó con un valiente Osasuna, que no sólo ató corto al conjunto de Guardiola, sino que tuvo claras ocasiones para marcar en el primer tiempo.
El juego barcelonista fue decepcionante, sin ritmo alguno y agobiado en la zona de construcción hasta el punto de que ni Touré, Busquets o Iniesta acabaron de centrar a su equipo.
Protestas
Llegado al ecuador del segundo tiempo, algunas acciones fueron protestadas por el público. El partido subió de tensión y se aprovechó el Barcelona, que empezó a llevar el encuentro al área de Ricardo con intención de romper la igualdad. Primero, fue un remate en el 70 de Keita, y tres minutos después una acción bien trenzada llegó a Maxwell, que centró a Ibrahimovic para que marcase (1-0). El Barça había hecho lo más difícil, romper a un ordenado Osasuna, que aun así aumentó su presión para buscar el gol. Sin embargo, el que volvió a marcar fue el Barça, con una combinación entre Iniesta y Bojan (2-0).