0

Valencia 0
Racing de Santander 0
VALENCIA: Moyà (**), Joel (*), Navarro (*), Dealbert (*), Alexis (**), Baraja (*), Maduro (**), Pablo Hernández (*), Silva (*), Mata (*) y Villa (*).
Cambios: Domínguez (*) por Silva; Fernandes (**) por Maduro y Joaquín (*) por Pablo.
RACING DE SANTANDER: Coltorti (*), Pinillos (*), Henrique (*), Oriol, Christian (*), Colsa (*), Diop (*), Óscar Serrano (*), Canales (**), Arana (*) y Tchité (*).
Cambios: Munitis (**) por Oscar Serrano, Toni Moral (*) por Arana y Lacen (s.c) por Diop .
Àrbitro: Turienzo Alvarez (colegio castellano-leonés). Amonestó por el Valencia a Maduro y Domínguez y por el Racing a Arana, Pinillos y Henrique. Expulsó por acumulación de amonestaciones a David Navarro (m.86).

Valencia y Racing de Santander cerraron la vigésima quinta jornada de Liga con un empate sin goles en un partido en el que al equipo local le faltó juego y al conjunto cántabro capacidad de resolución para aprovechar las opciones de que dispuso, sobre todo en el segundo tiempo.
En la primera mitad, el Valencia, sin jugar bien, llegó con peligro a la meta visitante, pero en la segunda no apareció. El Racing sólo despertó a ráfagas y no fue capaz de doblegar al equipo de Mestalla cuando tuvo los argumentos necesarios para hacerlo.
El Racing maniató al Valencia en los primeros minutos del partido, ya que sus delanteros presionaban muy arriba y obligaban al equipo local a sacar el balón en largo, lo que les daba una cierta ventaja en la recuperación.
Sólo cuando el balón llegaba al centro del campo controlado por Baraja, el juego del equipo local cristalizaba en opciones para los delanteros.
Así fue a partir del minuto veinte, cuando el Valencia tuvo una mayor creación futbolística y dispuso de varias ocasiones para batir a Coltorti. Villa pudo marcar dos veces, una de ellas en una jugada que acabó en el poste, y Mata, una.
El Valencia demostraba el desequilibrio existente entre sus líneas. Creaba mucho peligro en la parte de arriba, pero tenía muchas dificultades ante los ataques del rival y para sacar el balón con criterio.
El conjunto cántabro, por su parte, retomó el control del partido en los diez minutos finales de un primer tiempo en el que sólo sufrió cuando el Valencia salió al contragolpe, ya que cuando el balón fue suyo, incluso creó un par de opciones de gol poco antes del descanso.
Tchité envió el balón fuera en una contra y Canales, también en una llegada desde atrás, obligó a Moya a realizar una buena parada y mandar la pelota a córner en la última acción del primer periodo.
El Valencia no mejoró tras el descanso. Sus jugadores pecaron de individualismo en las acciones ofensivas y el Racing, a la contra, dispuso de varias opciones para adelantarse en el marcador, salvadas in extremis por las buenas intervenciones de Moya y sus defensas. Cada vez se veía más cerca el tanto visitante ante un Valencia en el que Unai Emery sustituyó a Silva por el argentino «Chori» Domínguez, ya que el jugador grancanario estaba muy apagado.