0

El jugador Oscar Uriel Callejo, de 36 años, falleció cuando disputaba un partido de fútbol vistiendo la camiseta de su pueblo, Sotillo de la Ribera, ante Tórtoles de Esgueva, equipos del Grupo VI del Trofeo de Fútbol Diputación Provincial de Burgos. El presidente del Instituto Provincial para el Deporte y la Juventud de Burgos, Luis Jorge del Barco, confirmó que la autopsia del jugador apunta a una muerte súbita. «Estaba jugando con normalidad y desfalleció. No hubo golpe ni choque alguno. Se fue al suelo. Los compañeros y la gente que presenciaba el partido, entre los que se encontraba un hermano, intentaron reanimarle», relataron testigos.