Los locales que ofrecían pantalla gigante espaciaron a los seguidores, siguiendo la normativa, aunque en los exteriores era más difícil poder controlar a los aficionados alemanes. | Laura Becerra

0

Cada vez se hacen notar más y este sábado, los turistas alemanes que principalmente se han instalado en la Playa de Palma, pudieron disfrutar del vital y autoritario triunfo de su selección ante la vigente campeona de Europa. El triunfo ante Portugal provocó la euforia en los locales y en las calles de la zona turística, en la que el control policial estuvo presente, principalmente para intentar que la normativa sanitaria se cumpliera e impedir agrupamientos incontrolados fuera de los locales.

Muchos de ellos ofrecieron el partido Alemania-Portugal con pantallas gigantes y espacios distanciados y preparados para recibir a los seguidores germanos, que a medida que caían los goles de su equipo disparaban la euforia. También incluso en las calles, donde aquellos que no tuvieron la oportunidad de reservar o llegar a tiempo para tener una mesa intentaban disfrutar desde la distancia y a su manera del espectáculo que daba la selección alemana de fútbol.

Goles

La alegría se desató a medida que el encuentro se iba aproximando a su final. Los tres puntos obtenidos ante una potencia como Portugal fueron un buen motivo de celebración para los aficionados alemanes que invadieron un día más la Playa de Palma. Con la cerveza como principal compañía para festejar un resultado que hizo que la fiesta de alargara bastantes horas más una vez que el colegiado pitó el final del encuentro y confirmó el golpe sobre la mesa de los germanos. Celebrado a lo grande en Mallorca.