Previous Next
0

La mala suerte impregnó el estreno de Úrsula Pueyo en los Juegos Paralímpicos de Sochi. Una caída en la salida de supergigante propició una descalificación que se sintió de forma especial en Esporles, donde los vecinos de la esquiadora que se reunieron en Sa Fàbrica sufrieron el tropiezo.

Pueyo no tuvo excesiva fortuna y apenas pudo disfrutar de su primera bajada, ya que nada más salir se enganchó con una varilla del portillón, lo que le hizo perder el equilibrio y caer al suelo quedando fuera de una carrera que dominaron las francesas. Marie Bochet y Solene Jambaque, oro y plata respectivametne dejando el bronce para la rusa Inga Medvedeva.

Hoy a las 7:15 Úrsula Pueyo competirá en la supercombinada, la segunda de sus cuatro pruebas.