Juanjo Moll se acomoda entre la élite nacional

| | Palma de Mallorca |

Valorar:
preload
El piloto mallorquín Juanjo Moll posa con el grueso de los trofeos conseguidos a lo largo de la temporada 2012 en el Campeonato de Catalunya y el de España de autocross, siendo en ambos una de las grandes referencias dentro de la modalidad de Car Cross.

El piloto mallorquín Juanjo Moll posa con el grueso de los trofeos conseguidos a lo largo de la temporada 2012 en el Campeonato de Catalunya y el de España de autocross, siendo en ambos una de las grandes referencias dentro de la modalidad de Car Cross.

M. À. Cañellas

Juanjo Moll escribió una de las páginas más gloriosas en la historia del automovilismo balear. El piloto de la escudería Mallorca Competició y Moll Racing se ha confirmado como uno de los dominadores y exponentes a escala nacional en la modalidad de autocross. No en vano, a sus 22 años y al volante de un Speed Car, ha firmado un 2012 excepcional.

La mejor muestra es el subcampeonato de España dentro de la categoría Car Cross, evento al que llegó hasta su última manga con opciones de hacerse con el título (que fue para Eduardo Mosquera), un objetivo que ya tenía en mente desde el pasado curso. Y no ha sido fruto de la casualidad, pues Juanjo Moll ha firmado dos victorias (Carballo y Miranda), un segundo puesto (Lleida) y un tercero (Arteixo). El infortunio se apareció en su camino con un abandono en Mollerussa y unos problemas que le obligaron a remontar y le hicieron perder puntos en el Motorland de Alcañiz, una carrera clave una vez finiquitado el Campeonato de España.

A sus excelentes prestaciones en el nacional se une su concurso en el Campeonato de Catalunya, uno de los certámenes de cabecera en el país, en el que ha pisado el peldaño más elevado del cajón en más de una ocasión (en la jornada de ayer se impuso en Masquefa, por ejemplo), siendo líder y claro aspirante a la corona, sin dejar de lado victorias como la de Son Mas, en el territorial de montaña.

Sus prestaciones han hecho que Speed Car apueste de nuevo por Moll para 2013, la recompensa «a un año perfecto», explicaba Juanjo, que recuerda especialmente la victoria en Carballo. «Fue mi primer triunfo en una carrera del Campeonato de España, y eso ha sido de lo más bonito que he vivido como piloto», explica el piloto, que compagina su trabajo con su pasión, gracias en buena medida al apoyo de patrocinadores y proveedores como Speed Car, Bruno Performance, Construcciones Germans Català, Peluquería Zoila, Cristalería Moll o Talleres Sotomayor.

Equipo

Juanjo destaca la labor de su mecánico de confianza, Toni Sotomayor, y destaca la dureza de una temporada que le ha brindado recompensas deportivas y personales. «Tienes que hacer viajes largos y estar varios días fuera de casa, pero al final compensa. A mí me gusta ir a inspeccionar unos días antes los circuitos, y eso supone un esfuerzo, más cuando tengo que compaginarlo con mi ocupación profesional, porque el automovilismo no te da para vivir sólo de esto», comenta el piloto isleño, que realiza preparación física como complemento al reconocimiento de los trazados, previo a las carreras.

Juanjo se define como «un piloto técnico, fino per a la vez agresivo», y viendo sus prestaciones, ya nota que se le tiene en cuenta por parte de sus rivales. «Sé que me vigilan, pero también yo tengo que hacerlo con ellos. Aquí un error te cuesta caro», confiesa el isleño.

De cara al futuro, seguir progresando en el autocross y el nacional, y tomar parte en otras competiciones y modalidades de ámbito estatal son sus metas, aunque Juanjo Moll sabe de la dificultad del reto, aunque «voy a trabajar para conseguir ser campeón de España. Sería algo muy importante y especial para mí», avisa Juanjo Moll, que deja claras sus ambiciones de futuro en el mundo del automovilismo.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.