0

La cuarta singladura del Sóller BonDia! entre la aristocracia del baloncesto femenino español destila ilusión. Y todo pese a los recortes que el decano ha tenido que aplicar al diseño de una plantilla que pierde a Shay Murphy, pero gana efectivos de cara a seguir siendo el estandarte del deporte de la canasta femenino en la isla. La sexta campaña de Jorge Méndez al frente del conjunto solleric ha supuesto un nuevo ejercicio de imaginación y explotación de recursos a la hora de dar forma a un plantel compensado en todas las posiciones.
En plena pretemporada y a menos de dos semanas para el arranque de la Liga Femenina (debutan el sábado 15 en la pista del Cadí y en casa lo harán una semana después frente al Rivas), la llegada de la recuperada Astou Traoré servirá para completar un grupo que ha incorporado a efectivos de calidad y con experiencia. Eso sí, Méndez podrá disponer de algunas de las jugadoras que llevaron al Sóller Bon Dia! a obtener por segunda vez una plaza para jugar en Europa, a la que se tuvo que renunciar.
Paola Ferrari y Gabi Ocete son el sustento básico del grupo y tienen la misión de asumir el liderazgo del mismo sobre la pista. Las jóvenes Alejandra Quirante y María España tendrán una nueva oportunidad para acumular kilómetros en la máxima categoría y reivindicarse en la rotación del preparador salmantino.
Refuerzos
La mencionada Traoré es uno de los nombres propios en el capítulo de novedades. La pívot senegalesa vuelve a la isla tras lograr el ascenso. Junto a ella, una jugadora con credenciales WNBA (Chicago Sky) como Carolyn Swords llega a España derrochando ganas de despuntar. La pintura ofrece un nuevo aliciente con la aparición de la internacional serbia Dara Kovacevic, avalada por una gran trayectoria en su país.
Brittany Spears es otra de las esperanzas de cara al curso que se avecina. La alero californiana hará lo posible para hacer olvidar a su compatriota Murphy, mientras que en el juego exterior la calidad y la experiencia son las señas de identidad de Anna Suárez y Cris Souza, una base y una escolta que conocen a la perfección la competición y equilibran esa faceta del juego para un Sóller Bon Dia! que no renuncia a nada, pero saber que la permanencia es el objetivo prioritario ante la exigencia de una Liga Femenina en la que Mallorca empieza a tener un peso específico notable de la mano del primer equipo del Joventut Mariana.