Las jugadoras del Serviconstruc Bons Aires celebraron en la pista y con el tradicional paso por la ducha el primer puesto en la fase de ascenso celebrada en el pabellón del Secar de la Real y el billete para la Liga Femenina 2. | P. Pellicer

1

Pocas veces una derrota fue tan celebrada como la que sufrió ayer el Serviconstruc Bons Aires ante el Reus (60-62) en el último partido de la fase de ascenso a Liga Femenina 2. Las chicas de Trini Bou obtuvieron, pese a caer, el billete para la segunda competición del baloncesto femenino español, merced a una brillante Sylita Thomas, decisiva en los últimos instantes de un encuentro trepidante. El Serviconstruc Bons Aires derrotó previamente al Igualada y el Bahía San Agustín para recuperar la categoría de plata para el baloncesto femenino mallorquín.