0

Mladost Zagreb 2

Oxidoc Palma 3


Mladost Zagreb
: Nikolina Jelic, Lana Pejic, Bernarda Cutuk, Danica Uljevic, Matea Magdic y Petra Linaric (líbero). También jugaron Petra Paležac y Ana Maria Bazina.

Oxidoc Palma: Cristina Paredes, Martina Frankova, Cati Pol, Silvia López, Iva Pejkovic, Vicky Brown y Marina Alomar (líbero). También jugó Marga Amengual.

Àrbitros: Yiannakis Sophocleous (CHI) y Dimitros Onopas (GRE).

Parciales: 25-20, en 23 minutos; 25-19, en 23 minutos; 12-25, en 19 minutos; 19-25, en 23 minutos y 7-15, en 11 minutos.


El Oxidoc Palma inició el nuevo año con una sonrisa gracias a la trabajada victoria lograda ayer en el encuentro de ida de los dieciseisavos de final de la Challenge Cup. El conjunto mallorquín remontó dos sets en contra para superar en la muerte súbita a al Mladost Zagreb en tierras croatas y se reencontró con el triunfo después de haber encadenado tres derrotas consecutivas en la Superliga. Además, el triunfo garantiza al conjunto de David Pérez disputar el set de oro en caso de derrota en el choque de vuelta, que se disputará el próximo miércoles día 12 en el Palma Arena.

El Mladost Zagreb demostró su potencial en las dos primeras mangas, pero el Oxidoc, pese a las ausencias, sacó a relucir su mejor versión para dar la sorpresa en el Dom Odbojke Bojan Stranic, donde David Pérez alineó hasta cinco jugadoras mallorquinas.

Con Míriam Carrillo lesionada y sin Cezara Ruxánaoiu, que alcanzó un acuerdo con el club para rescindir su contrato, David Pérez reubicó a Silvia López a la posición de opuesta, mientras que Marina Alomar asumió la responsabilidad de jugar de líbero. El conjunto isleño, que hizo debutar en la tercera competición continental a Cristina Paredes, jugó con Marti Frankova mermada, ya que la jugadora checa jugó con fiebre.


Reacción

A pesar de todas las dificultades y la desventaja de dos sets, el Oxidoc no le perdió la cara al choque y las más veteranas, entre ellas las centrales Iva Pejkovic y Vicky Brown, sacaron a relucir sus galones para iniciar la remontada. Sin presión y elevando las prestaciones al servicio, el conjunto isleño supo darle la vuelta al marcador y trasladar todo el nerviosismo al Mladost Zagreb, que cuenta en sus filas con un equipo de mucha calidad y mucha juventud.

Precisamente la mayor experiencia de las mallorquinas tuvo un papel decisivo en el quinto set. Las visitantes abrieron brecha en el marcador en los primeros compases y supieron administrar su renta para apuntarse una victoria que permite al Oxidoc reencontrarse con la victoria y cargarse de confianza de cara a los próximos desafíos.