Pape Sow (d) y Pedro Llompart, del Meridiano Alicante, luchan por un rebote con Ivan Radenovic (i), del Menorca Basquet. | Efe

0

Meridiano Alicante 59

Menorca Bàsquet 61

Meridiano Alicante (19+12+14+14): Llompart (9), Erdogan (12), Stojic (5), Doellman (6), Sow (15) -cinco inicial- Heurtel (3), Weigand (-), Cazorla (2), Andriuskevicius (7), Urtasun (-), Rejón (-).

Menorca Bàsquet (14+14+16+17): Ciorciari (10), Limonad (4), Radenovic (7), Donaldson (8), Cuthbert (6) -cinco inicial- Caio Torres (13), Huertas (5), Otegui (2), Servera (6). Diego Sánchez (-).

Àrbitros: De la Maza, Pérez Pérez y Martínez Díez. Excluyeron por faltas personales a Doellman (m.40), del Meridiano.

Una canasta de Diego Ciorciari sobre la bocina dio la victoria al Menorca sobre el Meridiano en Alicante (59-61), tras un encuentro en el que el conjunto balear fue siempre a remolque en el marcador.

El Menorca suma su segundo triunfo en la presente temporada y deja al Meridiano sin estrenar su casillero de victorias tras las cuatro primeras jornadas y como colista de la ACB. La afición local acabó pidiendo la dimisión del técnico Oscar Quintana.

Tras unos compases de tanteo e intercambio de canastas, el Meridiano empezó a imponerse sobre la cancha sin que, aparentemente, tuviera que subir su nivel de juego.

El Menorca, sin embargo, evitó que el partido se rompiera. La entrada de Caio Torres dio consistencia al juego interior del conjunto balear ante un Meridiano que acusó el descanso que Oscar Quintana dio a su base titular, Pedro Llompart.

Llompart cedió su puesto al francés Thomas Heurtel, quien jugaba sus primeros minutos de la temporada y no pudo tener un peor debut ya que en los pocos más de cuatro minutos que Quintana le mantuvo en cancha, firmó un menos ocho de valoración (21-20, m.15).

Al descanso, el marcador reflejaba una corta ventaja para el Meridiano de tres puntos (31-28).

El tercer cuarto mantuvo la tónica de la primera mitad. El conjunto alicantino fue por delante en el marcador en todo momento y llegó a estirar el resultado a su favor (40-32, m.25), pero sin la consistencia suficiente en su juego como para abrir una brecha mayor.

El Meridiano subió un poco su nivel defensivo en el último cuarto, con el pívot senegalés Pape Sow como gran protagonista, pero su ventaja nunca superó los diez puntos.

El partido no parecía peligrar para el Meridiano hasta que una concatenación de errores en los últimos minutos permitió al Menorca equilibrar el marcador a falta de 24 segundos para el final (59-59).

La posesión era para el conjunto alicantino, pero volvió a perder la pelota y, sobre la bocina, Diego Ciorciari daba la victoria al Menorca, que sólo estuvo por delante en el marcador tras la primera (0-2) y la última jugada del partido (59-61).